Investing.com – La Agencia Europea de Medicamentos (EMA por sus siglas en inglés) ha advertido de que los refuerzos excesivos de COVID podrían conducir a “problemas con la respuesta inmune”.

El martes, el jefe de estrategia de vacunas de EMA, Marco Cavaleri, dijo que todavía no había datos que respaldaran la necesidad de una cuarta dosis de vacuna COVID, recoge Fortune.

Incluso si fueran necesarios varios refuerzos, tendrían que espaciarse al estilo de las vacunas anuales contra la gripe, en lugar de administrarse cada varios meses. También advirtió que las dosis de refuerzo demasiado frecuentes podrían conducir potencialmente a “problemas con la respuesta inmunitaria”.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

“Si bien el uso de refuerzos adicionales puede ser parte de los planes de contingencia, las vacunas repetidas en intervalos cortos no representarían una estrategia sostenible a largo plazo”, dijo Cavaleri en rueda de prensa. También apuntó que los refuerzos “se pueden hacer una vez, o tal vez dos, pero no es algo que podamos pensar que deba repetirse constantemente”, recoge Fortune.

La EMA se une así a la Organización Mundial de la Salud (OMS), que también ha expresado que las estrategias de vacunación “basadas en dosis de refuerzo repetidas de la composición de la vacuna original es poco probable que sean apropiadas o sostenibles”. 

La OMS también repitió su advertencia expresada con frecuencia de que dar vacunas primarias a las personas en los países más pobres era una prioridad más alta, e instó a los fabricantes de vacunas a proporcionar datos sobre las vacunas que están desarrollando para apuntar a nuevas variantes.

Por su parte, la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido también ha dicho que “no hay necesidad inmediata” de que aquellos que no son particularmente vulnerables reciban un segundo refuerzo.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

El director ejecutivo de Pfizer (NYSE:PFE), Albert Bourla, dijo esta semana que aún no está claro si se necesitará una cuarta dosis, mientras que el experto israelí Eyal Leshem sugirió que “es posible que las personas que han recibido dos o tres dosis de las vacunas actuales y luego hayan estado expuestas durante esta ola a Ómicron, o están expuestos durante futuras oleadas a otras variantes menos virulentas, no necesitarán otro refuerzo”.