Reuters.- El año pasado fue el sexto más caluroso del que se tiene registro, lo que provocó fenómenos meteorológicos extremos en todo el mundo y se sumó a las pruebas que apoyan el calentamiento del planeta a largo plazo, según un análisis divulgado el jueves por dos agencias gubernamentales estadounidenses.

Los datos recopilados por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés) y la NASA también revelaron que los últimos ocho años fueron los ocho más calurosos y que la última década fue la más cálida desde que se empezaron a llevar registros en 1880, dijeron las autoridades.

Leer también: Cohete de SpaceX despega desde Cabo Cañaveral con satélites españoles a bordo

El calentamiento global es “muy real. Es ahora y está afectando a personas reales”, dijo Gavin Schmidt, director del Instituto Goddard de Estudios Espaciales de la NASA, en una entrevista. La ola de calor extrema del año pasado en el noroeste del Pacífico estadounidense, las intensas lluvias del huracán Ida y las inundaciones en Alemania y China están relacionadas con el calentamiento global, dijo.

Un indicador clave del cambio climático, el contenido de calor de los océanos del mundo, alcanzó un nivel récord en 2021, según las agencias. Los océanos absorben más del 90% del exceso de calor atrapado en la atmósfera terrestre por los gases de efecto invernadero y esas aguas más cálidas influyen en los patrones meteorológicos y en los cambios de las corrientes.

“Lo interesante desde el punto de vista científico es que nos dice por qué se está calentando el planeta”, dijo Schmidt. “Se está calentando debido a nuestro impacto en las concentraciones de gases de efecto invernadero”.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Según la NOAA, la temperatura media de 2021 fue de 0.84 grados Celsius por encima de la media del siglo XX, lo que la sitúa justo por delante de 2018. El análisis de la NASA, que utiliza un período de referencia de 30 años, mostró que las temperaturas de 2021 empataron con las de 2018 como el sexto año más cálido.

El mayor calentamiento se produjo en el hemisferio norte, tanto en tierra como en el Ártico. El Ártico se está calentando más de tres veces más rápido que la media mundial, según las agencias.

En un resumen de su informe a principios de esta semana, la NOAA dijo que el año pasado fue el cuarto más cálido registrado en Estados Unidos. 

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook