EFE.- El Gobierno de Guatemala afirmó este lunes que en 2021 logró controlar el flujo de los desechos sólidos del río Motagua, una cuenca de más de 480 kilómetros de longitud que afectaba con contaminación y basura las playas de Honduras.

“Por primera vez en 2021 logramos detener la marejada de desechos sólidos en el río Motagua que llegaban a Honduras”, afirmó en rueda de prensa el ministro de Ambiente y Recursos Naturales de Guatemala, Mario Rojas.

El funcionario sostuvo que el año pasado “fue de muchos logros” para el Gobierno del presidente Alejandro Giammattei en esa materia y ” tenemos una excelente comunicación con las autoridades de Honduras, pero especialmente con la municipalidad de Omoa”.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

Según Rojas, el alcalde de Omoa en Honduras agradeció al Gobierno de Guatemala “que ya no estén llegando desechos” al vecino país “y eso hace que el turismo vuelva al lugar y se favorezca la economía”.

Hasta ahora no se ha presentado ninguna demanda internacional contra el país centroamericano por parte de Honduras; “lo que hemos hecho con los hermanos hondureños es trabajar de la mano en este tema” porque el problema no es solo de Guatemala, explicó Rojas.

De acuerdo con el ministro, dos ríos de Honduras también desembocan cerca de Omoa y aportan desechos de más de 10 municipios de esa zona, que tiene más de 300.000 habitantes.

“Están más cerca esos ríos de la playa de Omoa que el Motagua”, enfatizó el ministro, y agregó que se avanza en la protección del afluente guatemalteco.

El río Motagua, que recorre 14 de los 22 departamentos de Guatemala y cuya basura llega hasta las costas hondureñas, tiene una longitud de 486 kilómetros.

De acuerdo con las autoridades ambientales guatemaltecas, la cuenca de este río beneficia al menos a unos 8 millones de habitantes.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

En agosto pasado, el alcalde de Omoa en Honduras, Ricardo Alvarado, dijo a medios locales que en 11 años que llevaba como máxima autoridad del poblado siempre ha existido el problema de la contaminación del río Motagua y que recientemente había aumentado.

Alvarado advirtió además que denunciaría a Guatemala a nivel internacional por el daño ambiental a sus playas. 

LEER: Sotheby’s subasta un diamante negro de 555 quilates, el más grande de su tipo