Por Yandira Núñez Nevada
La necesidad de almacenar y gestionar la información en un entorno ágil ha masificado la oferta y demanda de servicios en la nube, y ya se prevé un amplio crecimiento del mercado en Centroamérica y República Dominicana.

“La revolución tecnológica, aunada al cambio en las estrategias de las empresas líderes en el uso de las tecnologías digitales, ha llevado al auge de las plataformas globales”, plantea el informe Tecnologías Digitales para un Nuevo Futuro, publicado en 2021 por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

La comisión también señala que “la aceleración del progreso técnico en el universo digital ha vuelto cotidiano el empleo de dispositivos y aplicaciones que usan la computación en la nube, la analítica de grandes datos, las cadenas de bloques o la inteligencia artificial”.

Resultado de la adopción y de la integración de tecnologías digitales avanzadas, como redes móviles de quinta generación (5G), Internet de las cosas (IoT), computación en la nube, inteligencia artificial, analítica de grandes datos, robótica, entre otros, es que se transite de un mundo “hiperconectado a un mundo digitalizado en las dimensiones económicas y sociales”, plantea la CEPAL. En este camino, la demanda de tecnología cloud en Centroamérica mantiene un auge importante en la región.

Uno de los proveedores de los servicios en la nube es Microsoft, cuyo objetivo en el istmo es duplicar el negocio para estimular una “recuperación económica inclusiva, habilitando y maximizando la productividad en las organizaciones, así como transformar a los clientes para que crezcan y aprovechen las oportunidades de una economía más digital y global”.

La compañía estadounidense señala que “en el último año hemos visto un crecimiento sostenido de más del 40% en promedio en la región”, lo que permite estimar que el comportamiento en 2022 “será similar o mayor”.

De acuerdo con la empresa, los ingresos trimestrales de Microsoft Cloud “superaron los 20,000 millones de dólares (mdd) por primera vez, creciendo un 36% este último trimestre”. Tan sólo Centroamérica tuvo un crecimiento en número de clientes de un 20% de su base en la nube, durante 2021.

“Además de la migración rápida a la nube que sabemos que seguirá siendo determinante en el próximo año, ve- mos un gran crecimiento en nuestros segmentos de data y seguridad. A nivel global, tenemos cerca de 650,000 clientes de seguridad, un 50% más que el año pasado”, detalla Microsoft.

Según el gigante tecnológico, entre los clientes de la ‘nube de productividad’, la pandemia disparó la necesidad de colaboración y conectividad remota, por lo que la demanda aumentó por arriba del 65%, muy por arriba de las expectativas que tenían en un principio.

“También estamos presenciando un gran auge en las empresas nativas digitales, que nacieron ya en un entorno de nube y que han visto oportunidades de crecimiento y ventajas competitivas en los tiempos retadores que atravesamos” y por la naturaleza del mercado regional, cuyo tejido empresarial está compuesto en un 90% o más dependiendo del país— por pequeñas y medianas empresas. “La nube es un escenario perfecto, pues pueden adoptar estas tecnologías y migrar sin grandes inversiones”, enfatiza Microsoft.

El motor de las Fintech y las startups

Luis Enrique Flores, Account Manager de CloudHesive, socio de Amazon, explica que durante 2020 y 2021 ampliaron en un 150% la cartera de clientes en América Latina con perspectivas de duplicar y crecer al menos en un 100% más en 2022

En este camino, el segmento de las nuevas compañías ha sido fundamental: “Nuestro mayor mercado en Centroamérica y el Caribe corresponde al sector de Server Message Block (SMB), con mayor fuerza en startups y fintechs, las que han encontrado acompañamiento para su crecimiento y transformación digital”, detalla Luis Enrique Flores.

“Para 2022 planificamos un fuerte posicionamiento en el sector comercial SMB y un desembarco agresivo en el sector público en toda Centroamérica y el Caribe, sumando además nuestra oficina comercial de Colombia que permitirá una conexión más directa con el norte de Latinoamérica”, acota.

En la actualidad, esta compañía tiene una participación de mercado de más de 60% con una curva de crecimiento constante, con casi un 50% de su cartera de clientes en el sector público de Latinoamérica. Según la International Data Corporation (IDC), las organizaciones pueden ahorrar hasta 52% mensual en costos de infraestructura si suben a la nube de Amazon Web Services (AWS) —uno de sus partners— y obtener un ROI de +500%.

A cinco años, el esquema de pago por uso y crecimiento a demanda de AWS permite a las empresas no tener infraestructura IT ociosa y ahorrar a gran escala, sin cortar la ganancia en tiempo y gestión, según IDC.

De acuerdo con Jeff Kratz, director del Sector Público para Latinoamérica, Canadá y el Caribe en AWS, “según estimaciones de la IDC, se espera que el crecimiento del consumo de infraestructura y plataformas en la nube, en Centroamérica y el Caribe mantenga una tasa de crecimiento anual (CAGR) de aproximadamente 37% de 2020 a 2024”.

Kratz explica que ha habido un importante crecimiento en el sector financiero en Latinoamérica: “Banco Lafise, uno de los grupos financieros más grandes de Centroamérica, tomó hace dos años la decisión de iniciar
su proceso de transformación digital junto con AWS, y a la fecha utiliza más de 90 servicios de la compañía”.

En este tablero, en el que la banca resulta un jugador relevante, “las instituciones financieras están aprovechando la escala y la velocidad de la nube y de los servicios para transformar al sector, pues los ayudan a mejorar la forma en que toman sus decisiones de negociación, inversión y cumplimiento de requisitos reglamentarios. Además ayudamos a nuestros clientes a adaptarse e innovar con mayor rapidez a medida que cambian las condiciones del mercado y las demandas de sus usuarios”.

La nube en el sector público

Por otra parte, el representante de AWS destaca que trabajan muy de cerca con el sector público y con instituciones como el Instituto de Acceso a la Información Pública de El Salvador (IAIP), “ayudándolo a migrar su infraestructura y aplicaciones a la nube”. Gracias a esto, el tiempo de respuesta del IAIP ha mejorado, pasando de un 80% de cumplimiento en los Acuerdos de Nivel de Servicio (SLA) a un 99%, asegura. “También apoyamos al ICARICAM de Guatemala, una empresa enfocada en la implementación de soluciones y servicios de gestión de información”.

Adicionalmente, la Superintendencia de Administración Tributaria de Guatemala, al crear el proceso de facturación electrónica en la nube de AWS, “consiguió tener una operación más eficiente con una importante reducción de costes, pasando de pagar 36 millones a sólo 12 millones”, expone Jeff Kratz.

Sobre la participación actual en el mercado, el directivo de AWS detalla que, de acuerdo con el IDC MarketScape 2020 tanto para infraestructura de nube pública como servicio a nivel mundial, AWS tiene el 47% del mercado de IaaS (Infrastructure as a Service) de la nube pública a nivel global desde 2019. De igual forma, Gartner nombró por onceava vez consecutiva a AWS como líder del cuadrante mágico de Gartner para Servicios de Infraestructura y Plataforma en la Nube (CIPS).

Tyson Ennis Mackay, CEO de Navégalo, considera que desde la incursión de la compañía como proveedor de servicios de internet corporativo, con título habilitante en Costa Rica, han registrado un crecimiento del 40% anual en promedio.

“No obstante, por el impacto de la pandemia, a inicios de 2020 vimos un crecimiento del 15% en ventas, en comparación con el año anterior; lo que sigue siendo una cifra por encima de los competidores del sector”, sopesa.

Para el año entrante, prevén un crecimiento de alrededor del 25%. Navégalo ofrece soluciones de tecnología a pequeñas y medianas empresas y corporaciones en toda la región, así como a trasnacionales, y aunque el énfasis es en el sector privado, la compañía ha trabajado con entidades públicas en Costa Rica.

“La importancia de ser aliados del sector público es que podemos tener una incidencia positiva en el desarrollo tecnológico y económico del país. Las empresas públicas cada vez nos buscan más para que les apoyemos con servicios de calidad mundial a un costo muy accesible. La emergencia desnudó nuestras necesidades de avanzar en temas de conectividad e infraestructura tecnológica de todo tipo”, concluye el CEO

Se estima que el valor de mercado de los servicios en la nube para 2022 seguirá creciendo. A nivel global Statista calcula que el valor de éste llegará a más de 6,000 millones de dólares.