Reuters.- La equidad en la vacunación es la mejor manera de salir de la actual fase de la pandemia del coronavirus, afirmaron el martes los principales expertos mundiales en salud pública en un panel celebrado en Davos, Suiza.

Al hablar de la brecha de vacunación en la conferencia virtual de la Agenda Davos del Foro Económico Mundial, el director de Emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Mike Ryan, dijo que más de la mitad de la población mundial ha recibido las dos dosis de la vacuna contra el COVID-19, pero sólo el 7% de la población ha recibido la pauta completa de inoculación en África.

“El problema es que estamos dejando atrás a enormes franjas del mundo (…) Pero las vacunas son absolutamente fundamentales. Ahora mismo no hay forma de salir de la pandemia sin que las vacunas sean el pilar estratégico central”.

El descubrimiento de la variante ómicron en el sur de África ha agudizado las afirmaciones de que las bajas tasas de vacunación pueden favorecer las mutaciones virales, que luego pueden extenderse a países donde las tasas son mucho más altas.

Leer también: ¿Hay efecto nocebo en los síntomas de la vacuna covid? Un estudio dice que sí

John Nkengasong, director de los Centros Africanos para el Control de Enfermedades, dijo que era “inaceptable” que África estuviera tan atrasada con respecto a otros países en materia de vacunación y lo calificó de “colapso de la cooperación y la solidaridad mundiales”.

“La única manera de evitar que otras variantes desafíen los esfuerzos y avances mundiales que hemos visto es vacunar a escala, incluyendo a África”, dijo John Nkengasong.

Seth F. Berkley, director ejecutivo de la alianza de vacunas Gavi, dijo que aunque el suministro mundial de vacunas a través de COVAX se enfrentó a obstáculos iniciales como las prohibiciones de exportación, el nacionalismo de las vacunas y el hecho de que las empresas no cumplieran con sus requisitos de dosis, las cosas están volviendo lentamente a su cauce.

“Esperamos que los próximos mil millones (de dosis) tarden entre cuatro y cinco meses frente a un año. (…) El reto es asegurarse que todos los países estén preparados para recibirlas”.

El jefe del máximo organismo de salud pública de África dijo que los países africanos no se enfrentan a la indecisión de las vacunas, sino que se plantean problemas logísticos que deben ser resueltos.

“Una mayor cooperación es el camino para acabar con esta pandemia, tanto si la acabamos en 2022, como en 2023”, dijo Nkengasong.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook