EFE.- El juicio oral contra dos exfuncionarios hondureños implicados en la compra irregular de siete hospitales móviles, en Turquía, en 2020, para enfrentar la pandemia de la covid-19, comenzó este miércoles en Honduras.

La audiencia contra Marco Bográn y Alex Moraes, exdirector y exadministrador de la estatal Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H), respectivamente, se celebra en el Juzgado Anticorrupción de Tegucigalpa.

Bográn y Moraes son acusados de dos delitos de fraude y dos de violación de los deberes de los funcionarios en la compra de los siete nosocomios, por un coste de 47 millones de dólares, dijo hoy a periodistas el portavoz del poder Judicial de Honduras, Carlos Silva.

Leer también: La factura petrolera de Honduras subió un 82.1% en 11 meses de 2021

De los siete hospitales, dos han sido adecuados, pero para cirugías menores, no para la covid-19, por lo que el Ministerio Público presentó un requerimiento fiscal contra los dos acusados, agregó.

Entre marzo y abril de 2020, Bográn y Moraes compraron los hospitales móviles de “manera directa y fraudulenta”, con Axel Gamaliel López (guatemalteco), representante Legal de HospitalMoviles.com y ELMED Medical Systems INC, para contrarrestar los efectos de la pandemia, según el Ministerio Público.

Gamaliel López es acusado por dos delitos de fraude a título de cooperador necesario y en Estados Unidos, donde reside, le han sido asegurados más de 100 millones de lempiras (4.2 millones de dólares) en una cuenta bancaria.

El empresario guatemalteco tiene una orden de captura con alerta roja internacional desde abril de 2021 y las autoridades hondureñas están a la espera de que Interpol la ejecute.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

El portavoz del Ministerio Público, Yuri Mora, dijo a periodistas que los fiscales del organismo presentarán en el debate, que se extenderá hasta el 31 de enero, “58 pruebas documentales, dos testigos, ocho pruebas periciales y dos pruebas evidenciales”.

Agregó que el Ministerio Público buscará obtener “un fallo de culpabilidad” en contra de Bográn y Moraes, quienes permanecen detenidos desde abril de 2021 en una unidad militar cercana a Tegucigalpa.

“Esperamos nosotros que con toda la carga probatoria se pueda comprobar la culpabilidad de las personas acusadas”, subrayó Mora.

Los hospitales se compraron “al margen de lo que establece la Ley, según contraste de oferta y de proveedores, sin garantías de calidad, sin garantía de cumplimiento, sin mantenimiento de oferta, sin un plazo fijo de instalación, sin observar la garantía de pago anticipado y sin previa autorización del Consejo Directivo de Invest-H”, según el Ministerio Público.

Según informes biomédicos, el equipo “no solo está sobrevalorado, sino que no cumple la función de poder ser útil para atender pacientes de la covid-19 debido a que tiene problemas de diseño y equipamiento, porque hay equipo vencido, usado e incluso en mal estado o disfuncional”. 

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook