Científicos de la Academia de Ciencias de Pesca de China lograron con la técnica de edición genética una nueva variedad de carpa dorada la cual no tiene espinas intramusculares.

La agencia de información China Xinhua detalló que este grupo de científicos asiáticos lograron encontrar de entre 1,600 candidatos el gen principal que controla el desarrollo de estas espinas en la carpa dorada.

Los peces carassius carassius o carpa dorada son una especie muy consumida en China, pero a pesar de su carne tierna, las espinas intramusculares que presentan normalmente se quedan atascadas en las gargantas con facilidad, además de que estas mismas espinas hacen más difícil que sean procesadas industrialmente.

Leer también: Las claves de Musk para lograr cualquier objetivo

De igual manera se detalló que esta modificación genética es un “gran avance en el aumento de la calidad de la familia de las carpas”, según la Academia China de Ciencias, y podría “tener un gran impacto en el consumo futuro de criaturas acuáticas”.

El año pasado ya habían criado un grupo de carpines que llevaron estas características genéticas a la siguiente generación.

Con información de EFE.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook