EFE.- Centenares de trabajadores panameños de una confederación sindical marcharon este miércoles hasta la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), para entregar un anteproyecto de ley que propone un aumento general de salario en el país.

Con ese propósito, más de 500 trabajadores realizaron una marcha pacífica que partió desde el Parque Porras, en el centro de la capital, hasta la sede del Parlamento panameño.

Mario Andrade, secretario general de la Confederación Nacional de Unidad Sindical Independiente (Conusi), y firmante del anteproyecto, dijo a Efe que esta iniciativa busca que se apruebe por ley un aumento general del salario para trabajadores del sector público y privado, que devengan “salarios de hambre”, así como la rebaja, congelamiento y control de los precios de los productos y servicios.

Andrade afirmó que los precios de la canasta básica familiar “no pueden estar a libre oferta y demanda”, ya que “no se puede jugar con la alimentación del pueblo. Por eso, planteamos que tiene prevalecer aquí el interés social, no el de los comerciantes y la empresa privada”.

“Esperamos que los diputados le den urgencia notoria a este anteproyecto, y vamos a estar pendiente de que lo discutan realmente”, indicó Andrade.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Los trabajadores reclaman en el documento que desde 1981 no se decreta un aumento general de salario en el país, y también que desde 2015 a los funcionarios públicos no se les incrementa el mínimo salarial.

También se quejan de que el último ajuste del salario mínimo establecido en diciembre pasado “dejó por fuera el 80 % de las actividades económicas”, mientras que los decretados desde 2006 “siempre han estado por debajo del aumento de los precios sin lograr cubrir el costo de la canasta básica familiar”.

La Conusi calificó de “burla” y de “más sufrimiento para el pueblo” el ajuste salarial de entre 1,5 % y 13 % aprobado por el Gobierno solo para los sectores que han logrado una recuperación en medio de la crisis derivada de la pandemia en curso.

Panamá, un país de 4,28 millones de habitantes, tiene una economía basada en los servicios. En 2020, la pandemia derrumbó el PIB en un 17,9 %, sepultó la demanda interna y catapultó el desempleo hasta 18,5 %.

La inflación acumulada en 2021 llegó a 1,6 % y la interanual a diciembre al 2,6 %, de acuerdo con las estadísticas oficiales.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

El anteproyecto para un aumento general de salarios “se da ante la realidad que vive el pueblo panameño, que es de necesidad, hambre y desolación que ha representado la profundización de la crisis del covid-19”, dijo a Efe Jorge Guzmán, del Movimiento Comunal Nacional Federico Briton y coordinador nacional del Frente Nacional por los Derechos Económicos y Sociales (Frenadeso).

Guzmán destacó que “las medidas que ha tomado el Gobierno de no querer ajustar realmente el salario y el alto costo de la vida en el país, trae como consecuencia el malestar de la población que lleva a que hagamos (estas) propuestas”.