EFE.- El Gobierno, una representación de los empleadores y los sindicatos sandinistas de Nicaragua instalaron este jueves la mesa negociadora para fijar el nuevo salario mínimo de los trabajadores para 2022, cuyo promedio se mantiene congelado en 6.518,24 córdobas (183,3 dólares) desde marzo del año pasado.

La ministra nicaragüense del Trabajo, Alba Luz Torres, instaló la mesa tripartita en la que por cuarto año consecutivo no participan los delegados del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), la principal cúpula patronal de Nicaragua.

La ausencia de las grandes empresas se debe a la crisis que mantiene distanciados al Gobierno y al sector empresarial desde abril de 2018, y su lugar lo ocupaba hasta el año pasado una parte del Consejo Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Conimipyme).

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

En medio de esos roces, las autoridades nicaragüenses arrestaron en octubre pasado a los dirigentes empresariales Michael Healy y Álvaro Vargas, presidente y vicepresidente del Cosep de Nicaragua, respectivamente.

Mientras que en diciembre pasado, la Asamblea Nacional (Parlamento), de mayoría oficialista, canceló la personalidad jurídica a Conimipyme, que dirigía el empresario sandinista Leonardo Torres, a petición del Gobierno del presidente Daniel Ortega.

La representación de los empleadores recayó este año en la Asociación de Promoción y Desarrollo y Sostenibilidad de Nicaragua (Aprodesni), integrada por empresarios afines al Gobierno, de acuerdo con reportes de la prensa local.

SALARIO MÍNIMO CUBRE 41 % DE LA CANASTA BÁSICA

La ministra Torres explicó, durante la instalación de la mesa, que las negociaciones tiene como fecha límite el 28 de febrero próximo, y también presentó las proyecciones de los principales indicadores económicos.

De momento ni la representación de los empleadores ni de los sindicatos han oficializado su propuesta de incremento al nuevo salario mínimo.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Por ley, el salario mínimo es ajustado cada seis meses conforme al crecimiento económico y la inflación acumulada en la nación centroamericana.

Sin embargo, el año pasado la mesa tripartita acordó hacer un ajuste anual y no cada seis meses.

El actual salario mínimo solamente cubre un 41 % del costo de la canasta básica, según cifras oficiales.

Nicaragua prevé un crecimiento de su producto interno bruto (PIB) de entre un 7,5 % a un 9,5 % en 2021, que sería el primer año de crecimiento después de tres años seguidos de cerrar con saldo rojo, según el Banco Central nicaragüense, que aún no da a conocer ese indicador.

En tanto, prevé una inflación entre un 6 % y 7 % el año pasado.

Para 2022, el Banco Central estima un crecimiento de entre 3,5 % y un 4,5 % del PIB, y una inflación estimada en un rango de entre 2,5 % y un 3,5 %.

El PIB decreció un 2,0 % en 2020 como producto de la pandemia de la covid-19 y los daños causados por los huracanes Eta e Iota, en noviembre de 2020, según el Banco Central.

En 2019 cayó un 3,7 % y un 3,4 % en 2018, como producto de la crisis sociopolítica que afecta al país desde hace 45 meses, según la autoridad monetaria.

LEER: Primer fondo verde de Costa Rica busca ser ejemplo para proyectos sostenibles