Por Andrea Blancas e Israel Pantaleón

El hecho de que Microsoft adquiriera a Activision Blizzard por 68,700 millones de dólares (mdd) cambiará para siempre a la industria de los videojuegos debido a que la empresa fundada por Bill Gates hará más competitivo al este sector que cuenta con un valor de mercado cercano a los 175,000 mdd, de acuerdo con expertos en la materia.

“Esta adquisición acelerará el crecimiento del negocio de juegos de Microsoft en dispositivos móviles, PC, consolas y la nube, y proporcionará elementos básicos para el metaverso”, señala la tecnológica en un comunicado.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

Se espera que esta compra se cierre en algún momento del año fiscal 2023 que finaliza el 30 de junio de 2023. Además, esta operación está en línea con las demás oportunidades de negocio que ha observado en esta industria.

Un punto a resaltar es que con esta compra, Microsoft dispondrá de 30 estudios internos de desarrollo, lo que significa un mayor posicionamiento en esta industria debido a los recursos que se obtuvieron.

“Esta transacción significa, la compra más grande de la historia de los videojuegos. Ahora ellos (Microsoft) se posicionan como una de las empresas más grandes de todo el mercado”, sostiene el narrador de Esports en Panamá, Hansell Rendón.

Con esta acción se prevé que haya cambios al interno de la creadora de videojuegos. “Por otra parte, se espera que apenas finalice el acuerdo entre Microsoft y Activision Blizzard, haya una reestructuración dentro del personal y sus directivos, lo cual podría cambiar la manera en que se desarrollan videojuegos en Activision Blizzard”, detalla el analista venezolano de videojuegos, Manuel Espinoza o mejor conocido como Krozth.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Una compra inteligente

Para los expertos en el mundo de los videojuegos esta compra por parte de Microsoft fue inteligente, debido a que llamará más la atención de posibles nuevos suscriptores.

“Que franquicias como Warcraft, Overwatch, Call of Duty, Crash Bandicoot o Tony Hawk, formen parte de este servicio y puedas disfrutar de sus nuevos lanzamientos desde el día 1, es algo que inevitablemente le añadirá más valor al modelo y a la marca de Xbox”, sostiene el también gamer conocido como Krozth.

Por otra parte, Espinoza considera que esta compra beneficiará a Acitvision debido a que se limpiará la imagen de la compañía, debido a que en julio del pasado 2021, la compañía recibió una oleada de denuncias y demandas que alegaban una cultura laboral tóxica, donde las empleadas femeninas eran sometidas a un constante acoso sexual, discriminación y represalias. Los trabajadores de Activision Blizzard buscaron exigir sus derechos e iniciaron distintas huelgas, pero todo fue completamente ignorado por los ejecutivos de la compañía.

“De cara a los jugadores, la mayoría siente un rechazo muy grande hacia la compañía y sus juegos. Por un lado, los recientes informes sobre las prácticas laborales de la empresa hicieron que muchos opten por no volver a comprar sus juegos, como una medida de protesta ante esta situación”, añade Krozth.  .

Para el gamer panameño Hansell Rendón esta compra también fue estrategica debido a que es un mercado (videojuegos) que se puede pontenciar y explotar más de lo que se ha hecho con un proyecto como el Metaverso.

¿Qué pasará con Call of Duty?

Para ambos analistas de videojuegos es difícil saber que decisiones se tomarán sobre cada juego, como por ejemplo Call of Duty, ya que se manejan grandes cantidades de dinero.

Una muestra de ello es que en 2019, cuando se lanzó Modern Warfare, este título registró unas ventas por encima de los 600 millones de dólares en todo el mundo en sólo tres días.

“Call of Duty se convierte una vez más en el lanzamiento de un título premium más vendido del año, lo que demuestra la buena situación en la que se encuentra la franquicia en consolas, PC, dispositivos móviles y esports”, sostuvo Bobby Kotick, CEO de Activision Blizzard en octubre de 2019.

En palabras de Krozth, la franquicia de Call of Duty es una de las que más vende dentro de la plataforma de PlayStation, por lo que si Microsoft decide hacer de Call of Duty un exclusivo de su plataforma, se estaría perdiendo de todas las ventas millonarias que genera dicho juego en las consolas de Sony.

“El hecho de poder disfrutar de juegos de 59.99 dólares o más, tan solo pagando una suscripción de 14.99 dólares al mes, es una oferta que los jugadores no pueden rechazar”, señala el experto en videojuegos Manuel Espinoza.

Por su parte, Rendón considera que hay que esperar a que se cierre el acuerdo para saber las decisiones que se tomarán respecto a este videojuego, ya que está en el aire si Microsoft y Sony seguirán haciendo negocios o no.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica