EFE.- Legisladores republicanos de Florida avanzan en el Senado estatal con una iniciativa que busca en últimas evitar que los blancos se sientan “incómodos”, “culpables” o “angustiados” cuando se traten en escuelas o empresas temas de racismo o discriminación ocurridos en el pasado.

Un proyecto con ese fin, presentado por el senador cubano-estadounidense Manny Díaz, fue aprobado este jueves por el Comité de Educación del Senado estatal.

“Un individuo, en virtud de su raza o sexo, no es responsable de las acciones cometidas en el pasado por otros miembros de la misma raza o sexo”, señala el proyecto de ley.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

Sin embargo, según el senador estatal afroamericano Shevrin “Shev” Jones, se trata de “un movimiento de Florida para tratar de distorsionar la enseñanza de la historia estadounidense (negra)” y que las personas blancas no se sientan mal por hechos del pasado.

De ser aprobada, la iniciativa impediría que los maestros enseñen materias que puedan hacer que los estudiantes se sientan responsables de errores históricos basados en su raza, sexo u origen nacional.

“Un individuo no se le debe hacer sentir incomodidad, culpa, angustia o cualquier otra forma de angustia psicológica a causa de su raza”, detalla la norma, que regiría de igual forma en las empresas durante la capacitación de empleados.

“Virtudes tales como el mérito, la excelencia, el trabajo duro, la equidad, la neutralidad, la objetividad y el daltonismo racial son racistas o sexistas, o fueron creados por miembros de una raza, color, sexo, u origen nacional para oprimir a miembros de otra raza, color, sexo u origen nacional”, agrega el texto.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

En diciembre pasado, el gobernador de Florida, el republicano Ron DeSantis, propuso un proyecto de ley, conocido como WOKE, que permitiría a los padres demandar a las escuelas que enseñan la “teoría crítica de la raza”.

Esa teoría se basa en un movimiento intelectual y social interdisciplinario de académicos y activistas de los derechos civiles que buscan examinar la intersección de la raza y la ley en Estados Unidos. 

LEER: MasterCard aportará 100 mdd al Triángulo Norte para mitigar la migración