Por Juan Pablo de León Murillo

Hace unas semanas Nubank se convirtió en el banco más valioso de Latinoamérica con 48 millones de clientes en Brasil, México y Colombia. Este banco digital fundado en 2013 por el colombiano David Vélez ofrece productos financieros fáciles de usar desde una aplicación de teléfono móvil y costos bajos, muy bajos. Nubank, que se autodefine como una empresa de tecnología que presta servicios bancarios y con visión de crecimiento a otros países de la región, es hoy uno de los llamados “unicornios” en Fintech y promotor de la inclusión financiera.

El VII Reporte de Inclusión Financiera de la Federación Latinoamericana de Bancos (FELABAN) es un extenso documento que enfatiza los avances y retos que se han creado y fomentado permitiendo a las instituciones bancarias y no bancarias innovar y ampliar el acceso a servicios financieros. Incluye casos de Centroamérica que deben ser revisados por especialistas y comparar con otras zonas del continente. La tan mencionada inclusión financiera puede ser una palanca que impulse el crecimiento que contribuya con la reducción de la pobreza y de la desigualdad social a través de mejores servicios, educación financiera, la generación de proyectos productivos que creen puestos de trabajo bien pagados y un mejor desempeño de las empresas.

El caso de El Salvador

En 2021 este país se convirtió en el primero del mundo en adoptar las criptomonedas como moneda de curso legal. La adopción del bitcoin ha sido criticada por el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional que ven problemas jurídicos y económicos para su implementación. Algunos piensan que el Bitcoin podría ayudar a facilitar el envío de remesas de sus migrantes que superan los 6 mil millones de dólares anuales y representan el 20% de su PIB. Otros opinan que el servicio de remesadoras tradicionales es aún costoso e ineficaz.  En estos días preparan enviar al Congreso una veintena de propuestas de ley en el ámbito financiero con miras a lanzar una inédita emisión de bonos en bitcoin.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

La inclusión financiera en 2022 significa tener acceso a productos financieros útiles y accesibles que satisfagan necesidades de ahorros, pagos, remesas, créditos y seguros bajo una visión responsable, sostenible…y sin trámites complicados que quiten tiempo. La inclusión financiera es ya una prioridad para todos los gobiernos y organismos de desarrollo a nivel mundial.

Sistema de pagos para todos

Conversando con Jorge Arturo Saza, director económico de FELABAN, me menciona el crecimiento y uso  de los corresponsales no bancarios que se han constituido en el canal de atención con mayor desarrollo durante los últimos años. Son tiendas de barrio y establecimientos comerciales donde se pueden realizar operaciones bancarias; en República Dominicana reportan más de 4,926; en Panamá 1,809 y en Guatemala 10,643.

A finales del 2021 se lanzó una prueba piloto de Mercado Pago ( la plataforma de pagos online de MercadoLibre ) en varias ciudades de México con la participación de músicos de calle ambulantes conocidos como “organilleros”, operan un instrumento de tubos musical y solicitan donativos para seguir tocando por la vía pública. En esta ocasión emplearon el  uso de métodos de pago electrónicos para recibir propinas de forma fácil y segura como el código QR y las tarjetas de crédito o débito. Quizás sea el camino para  poner la tecnología al alcance de todos y generar una verdadera inclusión financiera. Los seguiremos observando y atentos a sus movimientos.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

*El autor es consultor de negocios y emprendedor social.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Centroamérica.