Reuters.- El cambio climático jugó su parte en las pérdidas aseguradas por catástrofes naturales, que ascendieron a 130,000 millones de dólares en todo el mundo en 2021, las cuartas más elevadas en los registros, según un informe de la correduría Aon publicado el martes.

Las pérdidas económicas -la combinación de pérdidas aseguradas y no aseguradas- alcanzaron los 343,000 millones de dólares, dijo Aon en el informe que publica anualmente.

El cambio climático y la mayor densidad de población en algunas zonas afectadas por las catástrofes se suman a las pérdidas, dijo Steve Bowen, directivo de Aon.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

“El clima siempre ha impactado y siempre lo hará, pero el cambio climático es básicamente el esteroide que hace que los fenómenos sean más intensos”, dijo. “Se está desplazando más gente a esas zonas de alto riesgo, por lo que estos eventos potenciados por el cambio climático afectan a más gente”.

Las inundaciones de julio en Europa produjeron pérdidas económicas récord para el continente, con 46,000 millones de dólares, y pérdidas aseguradas de 13,000 millones.

Además de las pérdidas ocasionadas por los huracanes, los incendios forestales y las inundaciones europeas, el año pasado hubo grandes catástrofes como una tormenta de invierno en Texas, tornados en Kentucky y un terremoto en Japón. El año pasado hubo unas 10,500 muertes por catástrofes naturales, según Aon.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

La reaseguradora Munich Re dijo a principios de mes que las pérdidas mundiales aseguradas ascendieron a 120,000 millones de dólares en 2021, mientras que Swiss Re cifró en diciembre la cifra en 105,000 millones de dólares.

Las pérdidas aseguradas alcanzaron un récord de 170,000 millones de dólares en 2017, según Aon, incluyendo las pérdidas por los huracanes Harvey, Irma y María en Estados Unidos.