Reuters.- Apple Inc. alcanzó la cuota de mercado más alta de su historia en China en el cuarto trimestre, cuando se convirtió en el mayor vendedor de teléfonos inteligentes del gigante asiático por primera vez en seis años, informó el miércoles la firma de investigación Counterpoint Research.

El hito coincidió con el lanzamiento del iPhone 13, en medio de un estancamiento de la demanda de teléfonos, ya que se redujo la cuota de mercado de su principal rival, Huawei Technologies Co Ltd.

La cuota de mercado de smartphones de Apple alcanzó el 23%, un récord para la marca. Su volumen de ventas de unidades creció un 32% interanual en el trimestre, mientras que las ventas totales de smartphones en China cayeron un 9%, según Counterpoint.

El analista Mengmeng Zhang de Counterpoint citó como factores un precio inicial más bajo en China y el impacto de las sanciones de Estados Unidos contra Huawei, el principal competidor de Apple en el segmento de gama alta.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

La última vez que Apple se situó como la marca de smartphones más vendida en China fue a fines de 2015, justo después de que la compañía lanzó su iPhone 6, que atrajo a los consumidores chinos por sus grandes pantallas.

En el conjunto de 2021, Apple se situó como la tercera marca de smartphones más vendida de China, con un 16% del mercado.

Vivo y Oppo, dos marcas de teléfonos Android bajo la empresa privada BBK Electronics, se situaron en primer y segundo lugar con un 22% y un 21%, respectivamente.

En términos interanuales, las ventas de unidades de Apple aumentaron un 47%, mientras que las de Huawei cayeron un 68%. Las ventas totales de smartphones en China cayeron un 2%, según Counterpoint.

La prolongación de los ciclos de actualización ha supuesto un dilema para las marcas chinas de teléfonos inteligentes que buscan mantener el crecimiento en su país, ya que los consumidores retrasan la compra de nuevos dispositivos.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

La escasez de chips y componentes en todo el mundo ha sacudido a toda la industria electrónica, afectando a los precios y márgenes de todos los fabricantes de hardware.