Reuters.- Las vacunas de refuerzo contra el COVID-19 aumentan la protección contra la muerte por la variante ómicron hasta el 95% en las personas de 50 años o más, dijo el jueves la Agencia de Seguridad Sanitaria de Reino Unido.

La entidad señaló que, alrededor de seis meses después de una segunda dosis de cualquiera de las vacunas contra el COVID-19, la protección contra la muerte por ómicron era de alrededor del 60% en las personas de 50 años o más. Sin embargo, esta cifra aumentó a cerca del 95% dos semanas después de recibir una dosis de refuerzo de la vacuna.

El organismo añadió que los datos seguían mostrando altos niveles de protección contra la hospitalización con el refuerzo. La eficacia contra la hospitalización fue de alrededor del 90% para la dosis de Pfizer-BioNTech, bajando al 75% 10 a 14 semanas después del refuerzo.

Leer también: Científicos norteamericanos estudian relación de la pobreza infantil con el desarrollo

En el caso de Moderna, la eficacia contra la hospitalización fue del 90-95% hasta 9 semanas después del refuerzo.

“La evidencia es clara: la vacuna ayuda a protegernos a todos contra los efectos del COVID-19 y la dosis de refuerzo ofrece altos niveles de protección contra la hospitalización y la muerte en los miembros más vulnerables de nuestra sociedad”, dijo la Dra. Mary Ramsay, jefa de inmunización de la Agencia.

El organismo también publicó un análisis inicial de la eficacia de la vacuna contra el sublinaje de ómicron llamado BA.2, que está creciendo en Reino Unido y Dinamarca, encontrando un nivel similar de protección contra la enfermedad sintomática.

“Tras dos dosis, la eficacia fue del 9% y del 13% respectivamente para BA.1 y BA.2, después de más de 25 semanas”, dijo la Agencia. “Esto aumentó al 63% para la BA.1 y al 70% para la BA.2 a partir de las dos semanas siguientes a la vacuna de refuerzo”. 

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook