EFE.- Los gobiernos de Francia y de Costa Rica inauguraron el Bosque de la Amistad en la localidad costarricense de San Carlos, provincia de Alajuela (norte), como parte de su lucha hacia un desarrollo sostenible, informó este jueves una fuente oficial.

La Casa Presidencial indicó en un informe que se trata de un proyecto de arborización y de enriquecimiento vegetativo creado en un antiguo terreno sin cobertura forestal previa, que con el paso del tiempo se convertirá en un frondoso bosque de especies nativas costarricenses.

“Este bosque de la amistad va a generar una cantidad importante de oportunidades económicas, la recuperación de bosques y el embellecimiento de paisajes”, expresó la vicepresidenta Epsy Campbell durante el evento.
Los 2.000 nuevos árboles sembrados son gracias al aporte de la embajada de Francia en San José y de la Agencia Francesa de Desarrollo, los cuales se unieron a la iniciativa Huella del Futuro, programa del Gobierno costarricense orientado a reverdecer la zona norte del país mediante la siembra de 200.000 árboles endémicos, florales, frutales y maderables.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica


“Con este bosque no solo participamos en la reforestación del país, sino que también sirve como símbolo de la amistad siempre creciente entre Francia y Costa Rica. La relación de ambos países data desde que nació Costa Rica y hoy tenemos una acción conjunta muy activa en la protección del medio ambiente”, afirmó el embajador francés en Costa Rica, Philippe Vinogradoff.

El lugar seleccionado para el Bosque de la Amistad fue el Colegio Técnico Profesional de La Fortuna, con el objetivo de que sirva en un lugar abierto de aprendizaje para alumnos y vecinos sobre los beneficios del cuido de la naturaleza y la importancia de luchar contra el cambio climático.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

El diseño del bosque responde al algoritmo matemático de Nelder, el cual simula las distintas densidades que se pueden encontrar en un bosque natural con todos los beneficios que conlleva.

Además de ser un espacio recreación, se busca que los visitantes puedan obtener un aprendizaje práctico sobre los servicios ecosistémicos que brinda el bosque a las poblaciones, como por ejemplo la regulación de la temperatura, la provisión de agua en calidad y cantidad, la captura de carbono o el amortiguamiento del impacto de los fenómenos naturales, entre otros.

En el último año, Francia y Costa Rica crearon y lideraron a nivel internacional la Coalición de Alta Ambición para la Naturaleza y las Personas, proyecto al que se han unido 77 países para proteger el 30 % de las tierras y el 30 % de los mares. 

LEER: Fotogalería: Xiomara Castro, la primera mujer presidenta de Honduras