Costa Rica tuvo un crecimiento económico por su fuerte desempeño en 2021 de 7,6% mucho mayor al estimado y muy por encima de las últimas proyecciones del mes de octubre, donde se había previsto un crecimiento de 5,4%; y se calcula un 4,0% para el 2023, señala el Banco Central de Costa Rica en el más reciente “Informe de Política Monetaria”.

En el marco de la presentación el Banco Central de Costa Rica proyecta para 2022-2223 un crecimiento superior a la tendencia de largo plazo. Mientras el mercado laboral continúa recuperándose, pero más lentamente que la actividad económica.

Este informe señala que el desempeño fiscal fue mucho mejor al proyectado y ayuda a contener la deuda. Y menciona que la inflación se ha mantenido relativamente moderada, pero hay riesgos que se inclinan a una aceleración de crecimiento.

A pesar de los distintos retos que tiene que enfrentar el país por la inflación, problemas fiscales, reactivación económica, la pandemia entre otros aspectos el Banco Central ve crecimiento, lo que podría ser una pronta reactivación económica para Costa Rica.  

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

Inflación en Costa Rica y factores detrás

Para el presidente del Banco Central de Costa Rica, Rodrigo Cubero, quien habló en exclusiva con Forbes Centroamérica, los factores que han afectado para el alza de la inflación son elementos externos, pero también existe el llamado factor/efecto base y ahí esencialmente lo que estamos hablando es que hace año y medio cuando inició la pandemia, la inflación tendió significativamente a la baja, es decir en Costa Rica incluso se tuvo una pequeña deflación.

Añadió que contra esos meses de baja inflación es que estamos comparando la tasa de inflación interanual a la hora de calcular la inflación del año 2021 e inevitablemente tenía que haber un efecto rebote, de ese factor base que se estaba dando por comparar tasas de crecimiento interanual como se define la inflación.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Al comparar el año 2021 con contra el 2020 que establecía una base relativamente baja, se ven factores externos que empujan al alza como:

  • Precios de materias primas, Costa Rica es importador de estas, un ejemplo de materia prima a la que más ha afectado de forma directa e indirecta es al precio del petróleo, el cual ha aumentado significativamente desde mitad del 2020 hasta hoy en día, es decir es un alza de precios al productor y consumidor.
  • Los fletes marítimos por vía de contenedores y granel y aunque los costos de fletes igual que materias primas se ha moderada, si ha sido un factor importante al alza de la inflación.
  • Aumento inflación en general con los países socios comerciales, en particular con los países que se importan, si aumenta la inflación en Estados Unidos se aumentan en los precios importados.
  • La depreciación del tipo de cambio del colón costarricense eso le ha puesto presión al alza a los precios de los bienes importados, y se traduce en presión sobre los precios al consumidor.

Hay un componente monetario en la inflación en el caso de Costa Rica, realmente la inflación que se ha observado afirma Cubero no se debe a una presión que se ha visto, o una presión por el lado de la demanda y si bien no tiene ribetes monetarios tampoco los tiene de manera fiscal, en este país no ha habido un paquete de estimulo fiscal, no es un aumento de la demanda agregada, lo que ha afectado la inflación en si no es un choque de oferta de precios importados.

Si bien es cierto ha aumentado la inflación, se ha mantenido a tasas moderadas, la tasa inflación a diciembre interanual fue de 3,3% significativamente menor al promedio de la inflación de la región incluso de los países avanzados y dentro del rango para el Banco Central.

Medidas para salir de presiones inflacionarias

Cubero explica que, en una inflación medidamente contenida, pero al alza debido a factores externos que tienden a ser pasajeros, los analistas extranjeros han venido diciendo que por lo menos se prolongará a mitad del 2022, por lo que va a ser mas duradero de lo previsto inicialmente en ese contexto el tema de la inflación.

Además, ante la rápida recuperación de la actividad económica en Costa Rica, donde se tuvo un crecimiento mucho mayor al esperado en el 2021 el Banco Central justamente está revisando las estimaciones de crecimiento para estos próximos años y las sostenidas presiones externas sobre el índice de precios al consumidor doméstico.

“El Banco Central tomó la decisión de empezar a revertir la postura expansiva de política monetaria y aumento de esta en 50 puntos base. En la última reunión que tuvo la Junta Directiva en diciembre, se adjunto 50 puntos base, y de 75 puntos base a 125 con la tasa de política monetaria. Prevemos que en el transcurso de este año sigamos normalizando la tasa de política monetaria para llevarla a una posición relativamente neutral, todavía está en una postura expansiva así se calificó en el Banco Central, hasta llevarla a una posición gradual”, agrega el presidente de la entidad bancaria de Costa Rica.  

Medidas en términos de tasas políticas monetarias del Banco Central y el Gobierno

Al preguntarle al presidente del Banco Central de Costa Rica sobre las medidas que tomaran en términos de las políticas monetarias del Banco Central y el gobierno explica que:

En el Banco Central van a ir recogiendo un poco la posición de liquidez agregada de la economía, e ir absorbiendo de la liquidez que hay para hacer efectiva la reversión de la postura expansiva de la política monetaria.

Y por parte del Gobierno esté está comprometido con un proceso de consolidación fiscal que es fundamental en Costa Rica donde se ha tenido por décadas un problema fiscal importante, se ha manifestado en un alto déficit fiscal y una creciente razón de la deuda del gobierno central al PIB.

Cubero enfatizó que la pandemia lo que hizo fue exacerbar este problema, hubo caída en la regulación fiscal y desplazo la deuda del fiscal al alza llevándola a tasas muy altas este 2021 se ronda la deuda cerro con el 70% de PIB.

Y añadió el jerarca que otra medida es continuar el convenio con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para que la postura fiscal se mantenga contractiva, lo cual complementa la postura de política monetaria de ir normalizando gradualmente esa postura expansiva hasta llevarlo a esa posición neutral.

Sectores que impulsaran la reactivación económica

“El motor más importante para la reactivación económica ha sido el sector externo, sector exportador de manufactura de las de zonas francas y las que tienen que ver con dispositivos médicos, estas se adaptaron fácil a las necesidades de la pandemia, ajustaron sus líneas de producción, eso generó un alza en las exportaciones, esa industria se recuperó muy rápido”, palabras de Cubero.  

También el presidente del Banco Central señaló que la industria de información y telecomunicación con las reuniones virtuales y teletrabajo, han salido adelante y han crecido; y las exportaciones de servicios de software y de apoyo empresarial han tenido auge desde mitad de 2020 y 2021.

Además, las actividades relacionadas al turismo como restaurantes y hoteles se han venido recuperando con una tasa baja, pero ha subido y se espera sea de las que más contribuyan en este 2022. Un factor de riesgo es la evolución de la pandemia, y así se dirá que tan capaz es la economía en Costa Rica para seguirse abriendo al turismo, eventos, etc.

Retos económicos para 2022

Para Rodrigo Cubero, presidente del Banco Central de Costa Rica dentro de los principales retos en la economía para este 2022 son:

La normalización de las condiciones económicas conforme se vaya controlando globalmente la pandemia, eso está sujeto a un factor de riesgo importante, ya se empezó en el caso de la política monetaria y se esta empezando la ruta de normalización para las políticas financieras, incluso las políticas de normativa prudencial que el Sistema Financiero había flexibilizado frente al golpe de la pandemia y ahora a inicios de 2022 se han empezado a normalizar.

Otro reto es liderar con la pandemia hoy en día una de las principales políticas económicas, las cuales son justamente las políticas de reducción de las tasas de contagio y de vacunación, estas señalan Cubero son las mejores soluciones que tenemos para el “shock” con la COVID-19, y es un reto económico importante seguir vacunando a la población costarricense, asegurar refuerzos, y fortalecer la comunicación de protocolos sanitarios.

También es un reto seguir lidiando con las presiones inflacionarias externas, y la reversión de la política expansiva por parte de países avanzados y particularmente en Estados Unidos, así lo esperan los mercados.

Y finalizó el economista mencionando que en Costa Rica seguir enfocados en el tema de la consolidación fiscal y tener vigente el acuerdo con el FMI, va a ser sin duda un factor que dará confianza a medida que se mantenga ese programa vigente, ya que dará familiaridad a los mercados financieros domésticos e internacionales, por el nuevo gobierno que podría dar incertidumbre a los mercados e inversionistas.

LEER: S&P 500 y Nasdaq toman respiro en semana salvaje; Apple da luz