EFE.- El procurador de los Derechos Humanos de Guatemala, Jordán Rodas, aseguró este viernes que la independencia judicial se “ha estancado” en Guatemala durante la última década, en el marco de los diez años desde que el exdictador militar Efraín Ríos Montt fuera sentado por primera vez en el banquillo de los acusados bajo cargos de genocidio.

“El proceso en contra de Ríos Montt (en enero de 2012) fue tan solo un paso en la búsqueda de la consolidación de la independencia judicial, que hoy con el transcurso de los años se ha estancado”, aseguró el ombudsman en declaraciones a Efe.

Las palabras del procurador de los Derechos Humanos guatemalteco se enmarcan en los diez años desde que Ríos Montt compareciera por primera vez ante un tribunal guatemalteco por cargos de genocidio y delitos contra la humanidad, en enero de 2012.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

“El haber sido sometido a un proceso judicial y estar sentado en el banquillo de los acusado significó una muestra real, contundente, de que en Guatemala, cuando hay una verdadera independencia judicial, nadie es superior a la ley”, añadió Rodas en referencia al exmilitar, quien gobernó Guatemala entre 1982 y 1983 mediante un golpe de Estado.

Ríos Montt pisó el 26 de enero por primera vez un tribunal guatemalteco bajo acusaciones de genocidio y delitos contra la humanidad por la matanza de al menos 1.771 indígenas ixiles, durante el conflicto armado interno (1960-1996).

El militar, que en aquel momento tenía 85 años, había perdido su inmunidad el 14 de enero de 2012 al dejar su cargo como diputado al Congreso de Guatemala, por lo que fue llamado a declarar por parte del Juzgado Primero de Mayor Riesgo del Organismo Judicial guatemalteco.

Ríos Montt quedó imputado ese día por los cargos en su contra y con arresto domiciliario, hasta que el 10 de mayo de 2013, cuando fue declarado culpable de las acusaciones de genocidio y delitos contra la humanidad.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

Sin embargo, la Corte de Constitucionalidad, el máximo tribunal del país, anuló el fallo el 20 de mayo del mismo año al argumentar que no se escuchó una recusación planteada por la defensa. Por tanto, ordenó que el juicio retrocediera hasta abril de 2012.

El proceso judicial en contra del exmilitar golpista continuó su marcha sin conclusión final, ante la muerte de Ríos Montt el 1 de abril de 2018, con 91 años.

El conflicto armado interno en Guatemala dejó más de 245.000 personas asesinadas o desaparecidas, más del 90 por ciento a manos del Estado, según informes de organismos internacionales.

LEER: Fitch ratifica calificación BBB- a Panamá y cambia a estable la perspectiva