Anteriormente el empresario Elon Musk había puesto bajo el reflector a su compañía Neuralink por llevar a cabo pruebas con implantes en monos los cuales gracias a ellos podían jugar un videojuego en una computadora con su mente.

 La empresa fundada en 2016 tuvo un despunte importante ya que el año pasado recibió 205 millones de dólares en una ronda de financiamiento.

Para este año se había hablado ya de que Musk buscaría implantar chips en el cerebro de humanos para conectarlo con computadoras y así ayudar a personas con daño espinal e incluso desordenes neurológicos.

Musk dijo que esta tecnología “permitirá a alguien con parálisis usar un teléfono inteligente con la mente más rápido que alguien que usa los pulgares”.

Leer también: Dogecoin se dispara tras la curiosa propuesta de Elon Musk a McDonald’s

Pero también apuntaba a otras metas “creo que con Neuralink tenemos la oportunidad de restaurar la funcionalidad de todo el cuerpo de alguien que tiene una lesión en la médula espinal…en realidad estamos haciendo muchas pruebas y confirmando que es muy seguro y confiable y que el dispositivo Neuralink se puede quitar de manera segura” expresó.

En el año 2019, Neuralik había aplazado la colocación de estos implantes en humanos para 2020 y después para 2021, estos retrasos se dicen podrían estar relacionados con la obtención de los permisos de la FDA.

Pero actualmente parece que el proyecto está listo pues The Guardian publicó que Neuralink lanzó una convocatoria para reclutar a un director de ensayos clínicos quien la empresa detalló “trabajará estrechamente con algunos de los médicos e ingenieros más innovadores… y con los primeros participantes del ensayo clínico de Neuralink”.

Con información de Yahoo! Finance

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook