EFE.- Rusia quiere que los países de la OTAN y de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) se pronuncien por separado sobre la crisis en Ucrania, afirmó este jueves el embajador ruso en España, Yuri Korchagin.

El embajador explicó, en conferencia de prensa en Madrid, que el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, envió cartas a estos países para que responda cada uno, más allá de la posición de esos bloques.

El diplomático afirmó que si bien países como España forman parte de estas organizaciones, también tienen “obligaciones” que cumplir en sus relaciones bilaterales con Rusia, pues “hay que respetar todo lo firmado”.

Por ello, Rusia espera sin demora una respuesta de cada uno de ellos, subrayó.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Korchagin aseguró que Rusia no tiene tropas en la frontera con Ucrania ni pretende invadir este país, pues los cerca de 100,000 militares que denuncia la OTAN que ha movilizado el Ejército ruso están “a cientos de kilómetros” y en sus lugares habituales de operaciones.

La presencia de tropas rusas en Bielorrusia, que también denuncia la OTAN, se enmarca en acuerdos de seguridad entre ambos países, estaba prevista hace tiempo y Occidente tenía conocimiento de ello, manifestó.

El representante diplomático se preguntó qué hacen en cambio barcos militares de otros países, como España, en el mar Negro lejos de su territorio.

Rusia insta igualmente a los países europeos a que exijan a Kiev que cumpla los acuerdos de Minsk de 2015, según el embajador.

Estos acuerdos incluyen una serie de compromisos a raíz del conflicto bélico en la zona del Donbás y la anexión a Rusia en 2014 de la península de Crimea.

Leer también: Europa apoya el desarrollo rápido de una vacuna contra Ómicron

Rusia “se siente amenazada” por acciones como el envío a Ucrania de armamento de Estados Unidos, aseveró el diplomático.

En este contexto, calificó de “bulo” que Rusia vaya a atacar a Ucrania, que se ha ido inflando para crear una sensación de “pánico” sobre una guerra inminente.

El jefe de la misión rusa en España indicó que su Gobierno no ha filtrado documentos publicados este pasado miércoles por el diario español El País, que muestran que Estados Unidos y la OTAN ofrecieron una desescalada militar a Rusia para resolver la crisis sobre Ucrania pero no renunciaron a la posible entrada de este país en la Alianza Atlántica.

A la vez que calificó de “método ilegítimo” las sanciones con las que Estados Unidos y la Unión Europea advierten a Rusia, pues deben debatirse en Naciones Unidas en vez de medidas “unilaterales” y “represivas”.

La crisis tiene como trasfondo un “interés económico, comercial”, de Estados Unidos para vender gas licuado a Europa, frente a su suministro por Rusia, señaló.

Korchagin confió en que la situación no perjudique nuevamente las relaciones comerciales de Rusia y países como España, al recordar que los últimos años los negocios españoles en el mercado ruso cayeron notablemente en medio de este tipo de tensiones. 

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter