EFE.- El Gobierno de Nicaragua envió al de El Salvador una “enérgica protesta por la violación al espacio marítimo nicaragüense por parte de buques militares artillados de la Fuerza Naval” salvadoreña, informaron este lunes las autoridades.

El buque militar salvadoreño, identificado como PM-15, incursionó el viernes pasado a las 04.45 horas (10.45 GMT), a 50 millas náuticas al suroeste de Punta Cosigüina, en el extremo noroeste del Pacífico de Nicaragua, señaló el canciller nicaragüense, Denis Moncada, en una carta dirigida a su homóloga salvadoreña, Alexandra Hill.

Posteriormente, el buque militar artillado, identificado como PM-10, incursionó a las 13.01 horas (19.01 GMT) del mismo día, a 26,1 millas náuticas al suroeste de Punta Cosigüina, indicó.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

Luego el sábado, a las 07.20 horas (13.20 GMT) un “buque militar artillado, identificado como PC-01”, ingresó al espacio marítimo nicaragüense, a 28,93 millas náuticas al suroeste de Punta Cosigüina, de acuerdo con la información.

Asimismo, Nicaragua sostuvo que una lancha rápida artillada del tipo Boston Whaler incursionó a las 10.30 horas (16.30 GMT) del sábado, a 31,17 millas náuticas al suroeste de Punta Cosigüina.

“Como se desprende de la ubicación de los hechos, todos esos medios navales incursionaron en el espacio marítimo jurisdiccional de Nicaragua con personal militar portando deliberadamente armamento en actitud provocativa e incluso deteniendo su marcha durante varias horas en la zona indicada”, denunció Moncada.

Según el canciller, unidades de superficie de la Naval del Ejército de Nicaragua cuestionaron a los buques salvadoreños sobre su presencia en aguas jurisdiccionales nicaragüense y la Unidad de la Fuerza Naval PM-10 respondió primeramente que eran “aguas en disputa” y luego que “ellos se encuentran en aguas de El Salvador y que las unidades de superficie de Nicaragua se encuentran en aguas de El Salvador”.

“La República de Nicaragua rechaza enérgicamente la violación a su soberanía, por parte de la República de El Salvador”, continuó.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Moncada afirmó que “Nicaragua es respetuosa del Derecho Internacional y así lo ha demostrado históricamente acatando las resoluciones de la Corte Internacional de Justicia sobre varios asuntos, especialmente aquellos relativos a la definición de sus espacios limítrofes, tanto en el Mar Caribe como en el Océano Pacífico”.

“De tal forma, que las acciones que adopte Nicaragua siempre serán y han sido en resguardo de su soberanía e integridad territorial”, añadió.

GOLFO DE FONSECA, FOCO DE TENSIONES

En la nota, Nicaragua llamó a El Salvador “a retomar los esfuerzos de mantener los espacios marítimos en el Golfo de Fonseca y en el Océano Pacífico, como zonas de paz, desarrollo sostenible y seguridad”.

En octubre pasado, Nicaragua y Honduras firmaron un tratado de límites en el Pacífico, incluyendo el Golfo de Fonseca que comparten con El Salvador, país este último ausente de la firma.

El Salvador y Honduras disputan desde hace varios años la soberanía de isla Conejo en el Golfo de Fonseca, un peñón de menos de un kilómetro cuadrado, aunque las últimas controversias surgieron cuando el Ejército hondureño realizó un acto e izó su bandera.

Con ese tratado, Nicaragua reconoció que su frontera marítima en el Golfo de Fonseca con Honduras, ratificando de esta forma el fallo dictado en 1992 por la CIJ.

El Golfo de Fonseca ha sido históricamente una fuente de tensiones, donde El Salvador, Honduras y Nicaragua hacen reclamos territoriales. 

LEER: Exmandatario asegura balotaje presidencial en Costa Rica, rival en suspenso