Quillan Roberto Black, también conocido por su apodo en las redes sociales ‘CueBanks’, es un empresario de 30 años y comerciante de Forex establecido. Nació y creció en Saint Elizabeth, Jamaica, pero luego se mudó a los Estados Unidos. Fue allí donde hizo su transición de un trabajo regular como empleado de Target a un comerciante e inversionista de alto nivel extremadamente rentable.

Black se dio cuenta de que trabajar de 9 a 5 no era la forma en que quería vivir su vida. Con su experiencia en Target que supuso un “control de la realidad” no deseado, recibió un aumento de 50 centavos de dólar después de tres meses de trabajo. Ese fue el punto de quiebre, por lo que decidió romper con la rutina. Equipado con una determinada mentalidad empresarial, Black buscó establecer un camino menos transitado para sí mismo, lejos de las formas tradicionales de ingresos que observó anteriormente.

No se pierda: De frutos secos a reparación de bicicletas, emprendedores cubanos

La oportunidad dorada de Black fue aprender a aprovechar el mercado de divisas a su favor. Este mercado global es el más grande del mundo, abierto las 24 horas del día, de lunes a viernes. Los comerciantes compran una moneda para venderla por otra, con tipos de cambio que fluctúan, según la oferta y la demanda. Además, ejerce influencia sobre el precio de los bienes y servicios a nivel mundial. Black se enfocó en aprender a operar en estos mercados en 2015, y aunque el proceso no fue inmediato, comenzó a ver ganancias constantes que, a su vez, empezaron a acumularse.

Ahora, como CEO de su propia compañía en línea, Black comparte su conocimiento y experiencia con sus seguidores. Ha creado su propia Academia de Wall Street, centrada en la creación de estabilidad financiera obtenida al aprender a operar en el mercado Forex. Como un comerciante “dinámico” autoproclamado, Black ha perfeccionado su estilo comercial único, durante años de práctica, para crear una combinación distinta de métodos que son parte de su éxito.

“Si la libertad financiera no está ahí, no tienes acceso para conocer a esas personas que realmente pueden desbloquear estas oportunidades”, cuenta. Él utiliza esta perspectiva como una razón sólida para esta creencia, explicando que la oportunidad de aprender habilidades como las que ha adquirido y ahora ofrece es valiosa más allá de toda medida para quienes se encuentran en situaciones similares, de generación en generación (especialmente en la comunidad afro). “Eso es más importante que cualquier cosa”.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Los estudiantes de su programa ‘Wall Street’ están expuestos a este estilo comercial para expandir rápidamente su comprensión del mercado.  El otro programa, llamado Forever In Profit, ofrece capacitación en tres métodos comerciales para crear un “supergrupo” que está cambiando la vida de los estudiantes a nivel mundial. A través de estos programas de tutoría en línea, Black continúa alentando y permitiendo que otros “accedan a la vida que realmente merecen”.

“Una persona va a fallar… He perdido mucho dinero”, admite. Sin embargo, su forma de pensar hace la diferenciación entre el fracaso y la oportunidad al permitirle ver lecciones en las pérdidas. “Cómo pude haber perdido dinero, podría haber ganado… es binario, cuenta.

Black afirma que, un comerciante debe ser persistente y no temer el fracaso. Si bien habla de hacer las cosas por las razones correctas, atribuye la automotivación y la convicción, en lugar de la comparación o la dependencia externa, para ayudarlo a mantenerse en el buen camino. Entre todo, describe el proceso como prueba y error, averiguando qué salió mal y ajustándose uno mismo en consecuencia para cambiar el resultado negativo por uno positivo. “Nunca he dicho que ‘domino’ nada, siempre digo que soy muy, muy bueno en lo que hago. Entonces puedo seguir creciendo más allá de cierto punto”, concluyó.

Le recomendamos: No más clichés: Qué debe tener una historia de negocios para ser inédita