EFE.- La eficacia de una tercera dosis de la vacuna de Pfizer contra la covid-19, tras un mes de su inoculación, es mayor para prevenir la infección y la hospitalización que dos dosis después del mismo periodo de tiempo.

Un estudio que publica hoy The Lancet Regional Health – Americas, realizado por la sanitaria estadounidense Kaiser Permanente, evaluó la eficacia de esta vacuna contra la infección, la hospitalización y la muerte.

Una de las autoras del estudio Sara Tartof, de Kaiser Permanente indicó que habían observado “un beneficio con las tres dosis que supera el conseguido con dos”.

La eficacia de la tercera dosis fue del 88 % contra la infección y del 97 % contra la hospitalización en los tres primeros meses.

Leer también: España es el segundo donante de vacunas contra la covid en Latinoamérica

“Lo que vemos en esta investigación es que el impacto en la salud pública de una tercera dosis para prevenir la enfermedad grave es sustancial”, dijo.

“Es importante destacar que todos los estudios que han evaluado la eficacia de la vacuna de una tercera dosis -incluido el nuestro- han mostrado una mejora significativa en la eficacia de la vacuna contra una amplia gama de resultados del SARS-CoV-2”, agregó.

La investigación constató la eficacia de la serie primaria de dos dosis del preparado de Pfizer-BioNTech contra la infección, la hospitalización y la muerte hasta ocho meses después de la vacunación, y la de la tercera dosis hasta tres meses más tarde.

El equipo estudió las historias clínicas de 3.1 millones de personas en el sur de California (EE.UU) desde el 14 de diciembre de 2020 hasta el 5 de diciembre de 2021, periodo durante el que la variante predominante del SARS-CoV-2 era delta, no omicrón.

En este tiempo, 97,535 (6.3 %) pacientes se infectaron y de ellos, 15,786 (8 %) fueron hospitalizados, indica la investigación.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

Además, destaca que la eficacia contra la infección de las dos dosis disminuyó al 85 % durante el primer mes y al 49 % hasta los ocho meses.

En todo caso, la eficacia para prevenir el ingreso en los hospitales “se mantuvo alta” (90 %) a lo largo de los ocho meses y no disminuyó, excepto entre las personas de 75 años o más, o que tenían el sistema inmunitario comprometido.

En el caso de las personas inmunodeprimidas, la protección contra la hospitalización, con las dos dosis, se redujo al 74 %, y en el caso de los mayores de 75 años, al 77 %.

La eficacia de la tercera dosis fue, por su parte, del 88 % contra la infección y del 97 % contra la hospitalización en los tres primeros meses. 

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook