EFE.- El Gobierno de Rusia declaró hoy que sigue atentamente la situación en los mercados financieros y que en caso de necesidad se adoptarán medidas adicionales para garantizar su estabilidad ante sanciones occidentales por la operación militar rusa en Ucrania.

“A día de hoy Rusia dispone de recursos financieros suficientes para garantizar la estabilidad del sistema financiero en condiciones de sanciones y amenazas externas”, señala el Ejecutivo en un comunicado.

El Ejecutivo ruso, añade que “tiene claros planes sobre las medidas para “defender los mercados financieros y determinadas compañías de posibles sanciones y otras amenazas”.

El mercado financiero y las grandes compañías, según las autoridades rusas, “están plenamente preparados” para aplicar el plan de acciones diseñado para esta eventualidad, ya que se llevaron a cabo pruebas de estrés con las consecuencias de sanciones, asegura el Gobierno.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

El Gobierno informó de que la colocación de bonos de deuda pública, uno de los objetivos de las sanciones occidentales, será suspendida durante las próximas semanas.

Recordó que el Tesoro ruso dispone de “un importe importante de fondos disponibles temporalmente”: más de 4,5 billones de rublos (56.557 millones de dólares o 49.799 millones de euros) frente a los 2,2 billones de rublos (27.634 millones de dólares o 24.343 millones de euros) que pretende recaudar en el mercado en 2022.

“Ello permite un enfoque flexible con respecto al calendario de colocación” de la deuda soberana, dijo.

“El Ministerio de Finanzas, junto al Banco de Rusia, continuará monitoreando de cerca la situación en los mercados financieros y, si fuera necesario, tomará medidas adicionales para mantener la estabilidad financiera”, recalca el Gobierno.

Añade que el Ejecutivo ayudará a garantizar la operación sostenible de las empresas afectadas por las sanciones occidentales y la preservación de los empleos y salarios.

Por su parte, el Kremlin dijo hoy que espera una pronta estabilización de los mercados del país, tras lo que calificó de “reacción emocional inevitable” a la operación militar lanzada por el presidente ruso, Vladímir Putin.

“Sí, es una reacción emocional inevitable, pero al mismo tiempo sin duda se estabilizará y será más sopesada y tranquila pronto”, dijo el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, en rueda de prensa telefónica, al comentar el desplome de la Bolsa de Moscú, que perdía hasta el 45,2 % tras reanudar las operaciones.

“Se creó la necesaria reserva de solidez”, explicó.

Después del desplome bursátil, que obligó a suspender temporalmente las operaciones, el parqué moscovita reducía las pérdidas hasta el 34,51 %.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

Peskov adelantó que el presidente ruso se reunirá hoy con directivos de grandes empresas del país para analizar la situación e intercambiar opiniones.