EFE.- El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, anunció este viernes sanciones contra el presidente ruso, Vladímir Putin, y dijo que su país apoya la exclusión de Rusia del sistema internacional de pagos SWIFT con el fin de dificultar la financiación de la invasión de Ucrania.

Trudeau anunció durante una comparecencia ante los medios de comunicación un tercer grupo de sanciones contra Rusia que incluyen no solo a Putin sino también a su ministro de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

El primer ministro canadiense declaró que el mundo está siendo testigo de “los horrores” de la guerra decidida por Putin y que Canadá está dispuesta a poner “todas las opciones sobre la mesa” para poner punto final a la invasión rusa de Ucrania.

En referencia a Putin y Lavrov, Trudeau dijo que “estos hombres son los principales responsables de las muertes y destrucción que se están produciendo en Ucrania” y dijo que el presidente ruso tiene que pagar por acabar con 75 años de paz en Europa.

El primer ministro canadiense dijo que el objetivo de las sanciones personales contra Putin es la “considerable riqueza” que el presidente ruso controla de forma directa y la que oculta a través de intermediarios.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

“Canadá, el Reino Unido y otros países creemos que Rusia debe ser excluido del sistema SWIFT y esas conversaciones siguen con los aliados europeos”, explicó.

Ante la reticencia de algunos países europeos a excluir a Rusia del sistema SWIFT, Trudeau afirmó que no se puede permitir que Putin se beneficie del sistema financiero que “la paz” en Europa ha creado durante las pasadas décadas.

“Putin ha cometido un grave error” con la invasión de Ucrania, repitió Trudeau.

Por su parte, la ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Mélanie Joly, afirmó que el objetivo es “sofocar al régimen ruso” y que, para ello, los países occidentales utilizarán “métodos creativos” para hacer la máxima presión contra Moscú.

El sistema SWIFT, acrónimo de Society for Worldwide Interbank Financial Telecomunications o Sociedad para las Comunicaciones Interbancarias y Financieras Mundiales, constituida en 1973, es una red internacional de comunicación entre entidades financieras de la que forman parte miles de instituciones.

El sistema SWIFT permite la transmisión de órdenes de pago y transacción financieras por lo que la exclusión de Rusia impediría que las instituciones financieras del país puedan enviar o recibir dinero, tanto en el extranjero como de forma doméstica.

La exclusión del SWIFT provocaría la contracción de la economía rusa, en 2014 el exministro de Finanzas ruso Alexei Kudrin estimó una pérdida del 5 % del valor, y una salida masiva de capitales. 

En 4 años Microsoft CR pasó de tener 60 colaboradores a contar con 1.500