El galardonado con un Premio Nobel de la Paz en 1987 y expresidente de Costa Rica, Óscar Arias Sánchez, considera que el actual conflicto entre Rusia y Ucrania le trae repercusiones a Centroamérica y a todo el mundo.

El abogado, economista y politólogo centroamericano sostiene que Putin está actuando irresponsablemente violando el derecho internacional y violando la carta de las Naciones Unidas, ha reconocido dos repúblicas la de Donetsk y Luhansk y recientemente en un discurso insinúa que Ucrania no es un país, porque tiene una tradición en común con Rusia, una cultura, religión semejante, idioma debido a que buena parte de la población habla ruso en Ucrania.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Además, el exfuncionario afirma que la situación es muy cruel porque ya se ha sufrido mucho con la pandemia y ahora se va a encarecer el costo de la vida en estos países y el resto del mundo.

“Rusia es el segundo país productor de hidrocarburos, los precios van a subir drásticamente, a consecuencia de eso todo, alimentos y todo tipo de artículo consumibles, ahora va a haber más inflación y van a caer las acciones de todas las bolsas del mundo”, señala Arias Sánchez sobre algunas implicaciones que trae este conflicto.

El expresidente de Costa Rica considera que como parte de una solución al conflicto es posible que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidades va aprobar una resolución condenando esta invasión y solicitando la salida de las tropas rusas en Ucrania. No obstante, hace mención al recordar que Rusia tiene poder de veto y al igual que en 2014 este país vetó una resolución en la que se le condenaba.

“Ahora posiblemente la vete de igual manera, así que es muy difícil en este momento saber el fin de esta situación”, añade.

Rusia una nación expansionista

El exmandatario afirma que conociendo la historia de Rusia, la cual es sobre una nación expansionista e imperialista, no ve a Putin echando marcha atrás, de nada de lo que ha hecho, ya que ha pagado un precio muy elevado, y con esta invasión no se sabe si es para quedarse parte del territorio ucraniano o de toda la nación.

“Rusia tiene una tradición de ser un país expansionista desde el siglo XII. Putin viene soñando con esta gran tradición rusa de ser un imperio, al que, durante siglos de haber sido durante la Guerra Fría, al haber triunfado sobre el nazismo, al ser una de las dos súper potencias mundiales, durante el periodo de la guerra de la Guerra Fría de 1945 hasta la caída del Muro de Berlín en 1989”, afirma el Premio Novel de la Paz.

El costarricense afirma que la OTAN no va a intervenir en Ucrania eventualmente y el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo que enviará soldados estadounidenses a las naciones de la OTAN que son vecinas cercanas a la frontera occidental de Ucrania con estos países, como los bálticos, Rumania, Hungría, Polonia, pero Ucrania no siendo de la OTAN no van a cruzar esa frontera.

Arias explica que desde hace muchos años “Putin ha venido tomándole la temperatura a Occidente y a la OTAN, en particular sobre decisiones que él ha tomado en el pasado, como fue por ejemplo la invasión a  Georgia en el 2008 y posteriormente en el 2014 a Crimea y Sebastopol; y que ahí se dio cuenta de que una vez realizadas estas acciones tuvo que enfrentar todo tipo de críticas y condenas, pero a Putin siendo lo que es, un autócrata, no un demócrata no le interesa la opinión mundial, ni la del pueblo ruso, ni de la prensa, ni nada”.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

Arias expone que Putin se ha dado cuenta que Occidente ha actuado como actuó Neville Chamberlain en 1938 cuando se reunió con Hitler y  Busolini en Munich y regresó a Inglaterra victorioso proclamando que había logrado “paz para nuestro tiempo”. Muy poco tiempo después Hitler invadió Checoslovaquia, lo que es hoy la República Checa, después se anexo Austria donde fue recibido con flores, y el inicio de la Primera Guerra Mundial se considera del 1° septiembre de 1938 cuando él decide invadir Polonia.

Uno puede ser expansionista y si no recibe castigos muy severos puede volver a intentar continuar con la expansión, agregando nuevos territorios que es lo que esta haciendo con esta invasión a Ucrania, considera el político costarricense.

“Yo no sé si al final solo quiera establecer una especie de corredor entre Donetsk y Luhansk, con Crimea y Sebastopol a través de Mariupol (una ciudad que esta en el camino) o bien podría ser Odesa o bien o el Mar Negro, no se si es solo eso, o lo que quiere apoderarse todo el pueblo ucraniano”, enfatiza Óscar Arias.

Biden anunció sanciones contra Rusia por el actuar del presidente, como: repercusiones en entidades bancarias, personas, prohibiciones de acceder a mercados. Ante este contexto, Óscar Arias piensa que a Putin lo van a golpear estas acciones, porque no le importa el sufrimiento del pueblo ruso.