Diversos expertos esperan que la estabilización inmobiliaria en México y Centroamérica se dará aproximadamente del 2022 al 2023. Parte de estos cambios tienen que ver con los cambios en el diseño y la construcción debido a la innovación tecnológica.

Además, se estima que las nuevas políticas en México en materia energética y outsourcing también podrían beneficiar a Centroamérica en el sector inmuebles.

Ante este contexto, el CEO de The Agency Exclusive Properties, Lexander Baldizon considera que el Caribe mexicano y Centroamérica tienen un gran potencial para el desarrollo de proyectos inmobiliarios.

Muestra de ello es que un departamento bien administrado en esta parte del sureste mexicano puede generar entre 6 y 12% de Retorno de Inversión Anual, de acuerdo datos de EKASA.

Parte de que el Caribe mexicano se posicione como un destino para inversiones en el sector inmobiliario tiene que ver con el turismo.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

“El turismo mexicano se ha posicionado en los últimos años, en especial en Quintana Roo y Yucatán donde cada vez más vienen turistas a conocer a Tulum, la Riviera Maya, entre otros lugares”, señala Baldizon.

Para el CEO de The Agency Centroamérica y el Caribe mexicano, particularmente Mérida y varias ciudades de Quintana Roo, como Cancún, Tulum o Playa del Carmen, han tomado relevancia como lugares de interés para el desarrollo de proyectos inmobiliarios.

Se proyecta que la inversión en bienes y raíces en esta zona de la península, sea alrededor de 21 millones de dólares, datos de los dirigentes inmobiliarios nacionales.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

“Es bueno recalcar que estas ciudades han tenido un papel fundamental en cuanto al interés que despiertan debido a la alta plusvalía que ofrecen para el cliente que quiere invertir en destinos turísticos tanto para nacionales como extranjeros”, explica el empresario de origen guatemalteco.