EFE.- Los efectos sociales y económicos de la pandemia de coronavirus amenazan con revertir el progreso hacia la igualdad de género, según alertó hoy un nuevo estudio divulgado en “The Lancet”.

Si bien la covid-19 ha ocasionado importantes alteraciones en todos los aspectos de la vida, las mujeres han experimentado un impacto negativo a nivel social y económico en mayor medida que los hombres, de acuerdo con la investigación.

Según expertos de la Universidad de Washington (Estados Unidos), las mujeres sufrieron tasas más elevadas de pérdida de empleo -con un 26 % de mujeres frente al 20 % de los hombres.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

También se detectó antes de septiembre de 2021, como resultado directo de la pandemia, una mayor tendencia al abandono escolar en el género femenino, con un 1,21 veces más de probabilidades de que las mujeres abandonaran la educación que los varones; y en la percepción de aumento de la violencia de género, donde vieron que las mujeres son más propensas a denunciar que los hombres.

Los autores del estudio, financiado por la Fundación de Bill & Melinda Gates, solicitan una intervención urgente para prevenir una reversión en los progresos realizados hacia la igualdad de género.

La autora principal del estudio, Emmanuela Gakidou, señala que éste “proporciona la primera evidencia global completa sobre disparidades de género en varios indicadores sociales y económicos, y relacionados con la salud, durante la pandemia”.

“La evidencia sugiere que la covid-19 ha tendido a exacerbar las disparidades que ya existían en lugar de crear desigualdades nuevas”, dice.

La experta considera que la sociedad se encuentra en un momento clave “donde se necesita de manera crítica la inversión en el empoderamiento de mujeres y niñas a fin de asegurar que el progreso hacia la igualdad de género no se estanque o se revierta debido a la pandemia”.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

“No podemos permitir que las caídas sociales y económicas de la pandemia continúen en la era poscovid. Se deben adoptar medidas ahora, no solo para revertir las actuales disparidades, sino para cerrar más las lagunas presentadas antes de que la pandemia comenzara”, añadió.

Los autores analizaron datos de 193 países, extraídos entre marzo de 2020 y septiembre de 2021, y las desigualdades de género en base a categorías económicas y laborales, educación, seguridad en el hogar y en la comunidad, reticencia a las vacunas y servicios sanitarios.

Vieron que, en todas las regiones, las mujeres registraron tasas más elevadas de paro y pérdida de empleo desde comienzos de la pandemia, aunque esta tendencia decreció con el tiempo.

Luisa Flor, colíder del estudio, señaló que “los impactos económicos han afectado a las mujeres más que a los hombres en algunos países porque tienden a estar empleadas desproporcionadamente en los sectores más golpeados por la covid-19, como la industria hostelera o como empleadas domésticas”.

Según la experta, “es más probable que grupos étnicos minoritarios, inmigrantes y mujeres que experimentan pobreza figuren entre los más gravemente impactados por la pandemia”.

Detectaron asimismo que era más probable que las mujeres de todas las regiones dejaran empleos pagados para cuidar a otros y, en este sentido, los expertos vieron que en marzo de 2020 el ratio de mujeres frente a hombres era de 1,8 y que para septiembre de 2021 se había incrementado a casi el 2,4.

Otro hallazgo reveló que un 6 % de estudiantes a nivel global dejó el colegio durante la pandemia y que, en el caso de mujeres y niñas, las probabilidades de que estas abandonaran la educación fueron 1,21 veces mayores que en el de los hombres y niños, dándose las mayores lagunas de género en Europa Central, Este de Europa y Asia Central.

El estudio detectó asimismo que un 54 % de mujeres y un 44 % de hombres percibieron un incremento de la violencia en base a género en sus comunidades durante la pandemia.

Las tasas más elevadas registradas por mujeres se dieron en América Latina y el Caribe (62 %), países de renta alta (60 %) y África subsahariana (57 %). 

Volaris unirá a Costa Rica y Perú con nueva ruta