Investing.com – Las bolsas europeas comienzan esta semana en rojo, de nuevo golpeadas por el temor de los inversores ante el recrudecimiento de la guerra Rusia-Ucrania y las conversaciones que mantienen desde este pasado fin de semana Estados Unidos Unidos y sus socios europeos sobre la posibilidad de prohibir las importaciones de petróleo ruso.

Antony Blinken, secretario de Estado estadounidense, ha subrayado no obstante la importancia de mantener un suministro estable de crudo a nivel mundial.

“Ahora estamos en conversaciones muy activas con nuestros socios europeos sobre la prohibición de la importación de petróleo ruso a nuestros países, mientras que, por supuesto, al mismo tiempo, se mantiene un suministro global estable de crudo”, dijo Blinken en una entrevista en el programa “Meet the Press” de la NBC.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Blinken, que se encuentra de viaje por Europa para coordinarse con los aliados contra la invasión rusa de Ucrania, añadió que el sábado habló de las importaciones de petróleo con el presidente Joe Biden y su gabinete.

Estas dudas han disparado los precios del petróleo. Esta mañana, el crudo WTI cotiza en 125 dólares y el Brent roza los 130 dólares.

La Casa Blanca impuso sanciones a las exportaciones de tecnologías a las refinerías rusas y al gasoducto Nord Stream 2, que nunca se ha puesto en marcha. Hasta ahora no ha apuntado contra las exportaciones de petróleo y gas de Rusia, ya que el gobierno de Biden evalúa las repercusiones en los mercados mundiales y en los precios de la energía en Estados Unidos, recoge Reuters.

Investing.com
Investing.com