Por Niurka Montero

Como sociedad estamos en medio de lo que se ha llamado la Cuarta Revolución Industrial. Este es un momento en el que, de alguna forma u otra, todas las industrias se están involucrando en el ámbito tecnológico. Ante esto, cada vez más se requiere de colaboradores, tanto hombres como mujeres, capacitados en este campo. Estudios de PwC han evidenciado que aún hay trabajo que hacer para lograr un número más equilibrado respecto a la representación de hombres y mujeres en diversas áreas de negocios, pero en especial aquellos enfocados en STEM. Sin embargo, hay acciones puntuales que las empresas pueden tomar para disminuir la escasez de talento al mismo tiempo que mejoran la rentabilidad y productividad del negocio.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

La tendencia mundial indica que cuando las mujeres se involucran en las distintas áreas de los negocios, las compañías crecen y mejoran su rentabilidad, citando a Fundera ‘’las empresas que emplean a hombres y mujeres en igual cantidad obtienen un 41% más de ingresos’’.

Cuando las empresas implementan políticas de diversidad, el negocio tiende a prosperar, las cifras lo demuestran, por ejemplo las empresas con diversidad racial y étnica tienen un 35% más de probabilidades de tener un mejor desempeño, además cuando los equipos de trabajo son diversos tienen un 70% más de probabilidades de capturar nuevos mercados, todo esto se traduce a mayores ingresos. Los directores ejecutivos de las empresas con  culturas diversas e inclusivas notan un aumento de las ganancias.

Las empresas que no se comprometan con la equidad de género se quedaran atrás, pues según Forrester, las organizaciones con diversidad de género tienen un 21% más de probabilidades de lograr un rendimiento superior al promedio.

Para cambiar esto, y con el objetivo de impulsar la representatividad de las mujeres en la industria tecnológica es necesario desarrollar estrategias que reduzcan la brecha de desigualdad. Los siguientes pasos son fundamentales para lograrlo:

  1. Crear programas que promuevan el ingreso y el reingreso a la industria tecnológica:Las empresas exitosas tienen una visión amplia, que influye en el bienestar de la sociedad, por lo que promover el ingreso de más mujeres en la industria tecnológica, a través de programas creados con ese objetivo, harán de esta industria un sector donde los temas de género no tienen cabida.
  1. Ofrecer programas de trabajo flexibles para ayudar a combatir la “penalización por maternidad”: Para muchas mujeres el período de embarazo y posparto implica dejar de trabajar o trabajar menos horas. Una compañía con programas flexibles que permitan a la mujer vivir su embarazo y vida de madre de la mejor manera en temas laborales, es una empresa que está preparada para el éxito.
  1. Promover caminos hacia la educación STEM para niñas y mujeres:El origen del éxito en temas de participación femenina en tecnología, radica en la educación desde la niñez. Se trata de brindar oportunidades en áreas digitales para la fuerza laboral del futuro, trabajar para inspirar a las personas a aprender, adquirir habilidades reales y seguir carreras tecnológicas.

La eliminación de barreras que actualmente les impiden a las empresas contar con un entorno diverso e inclusivo es clave. Los líderes de las empresas tienen el poder de cambiar este panorama; pueden tomar acción para abordar los problemas sociales más urgentes del momento y tener un impacto positivo en la sociedad al mismo tiempo que hacen crecer su negocio.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

*La autora es Gerente General del Dell Technologies en Panamá

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Centroamérica.