Las mujeres sólo tienen tres cuartas partes de los derechos de los hombres, de acuerdo con la revisión que realiza el índice La Mujer, la Empresa y el Derecho, realizado por el Banco Mundial.

En su edición 2022, el informe que acompaña este indicador  destaca, por ejemplo, que  “casi 2,400 millones de mujeres en edad de trabajar en todo el mundo aún no tienen las mismas oportunidades económicas”.

El documento dado a conocer por el organismo multilaterial también refiere que las brechas de género más persistentes se mantienen en materia de remuneración y parentalidad (referente a las leyes que afectan el trabajo de las mujeres después de tener hijos),  “lo que demuestra que muchas economías todavía tienen que eliminar restricciones o introducir buenas prácticas legales y  beneficios” para ser más equitativas, y por ende más resilientes.

El Banco Mundial alerta que las mujeres “siguen enfrentando grandes desafíos que amenazan con aumentar las brechas de género y afianzar las desigualdades existentes”.

También puede leer Más de 600 emprendedoras centroamericanas apoyadas por programa Enlace de ONU Mujeres

Además subraya que ellas  “obtienen menos ingresos que los hombres por el mismo trabajo y están expuestas a un mayor riesgo de sufrir violencia en sus hogares”.

El organismo estima que a nivel global “las diferencias entre los ingresos totales previstos a lo largo de la vida de hombres y mujeres es de 172,3 billones de dólares, lo que equivale al doble del producto interno bruto mundial (PIB)”.

El organismo también se refiere a las consecuencias y nuevas contextos que la crisis sanitaria ha dejado para la equidad de género, por lo que “se corre el riesgo de que se reviertan los avances logrados para incorporar a las mujeres en la fuerza laboral”.

En la nueva normalidad  un tema clave es garantizar la igualdad en  el  acceso a los programas de apoyo público y a la tecnología digital, el estudio pone como ejemplo la importancia de que las mujeres pueden acceder a teléfonos móviles, ordenadores e internet, “herramientas (que) son clave para que las mujeres puedan crear nuevos negocios, acceder a nuevos mercados y encontrar mejores empleos”.

También destaca que “las mujeres obtienen sólo dos tercios de los ingresos estimados de los hombres a lo largo de su vida, por lo que la reducción de la desigualdad en las oportunidades económicas podría cerrar esta brecha y generar enormes beneficios para el mundo”.

Adiverte que las prácticas discriminatorias “no solo reprimen a las mujeres, sino que también limitan la productividad de las empresas, ya que se asocian con niveles más bajos de ventas y productividad”.

El documento publicado por el Banco Mundial destaca que las reformas jurídicas que  buscan mejorar la equidad de género,  “sólo mejorarán la vida de las mujeres si las leyes se aplican correctamente y si existe un entorno que las apoye”

También puede leer OPS dice que las mujeres se ven afectadas de manera desproporcionada por la pandemia de COVID-19