Por Pavel Arellano

A raíz del aumento constante en los precios de la gasolina, muchos guatemaltecos han buscado métodos para ahorrar la mayor cantidad de combustible posible en los viajes que realizan diariamente.

A pesar de que los precios actuales sean un golpe en el presupuesto de la ciudadanía, existen varios consejos y métodos que funcionan para ahorrar gasolina, disminuyendo su uso en acciones pequeñas.

El hecho de manejar el automóvil no es la única forma de gastar gasolina, hay pequeñas acciones que los conductores realizan que gastan cantidades considerable de combustible, además de hábitos que, aunque uno no se de cuenta, afectan en el desempeño que se le da a la gasolina del vehículo.

Es importante aclarar que hay diversas situaciones en donde el consumo de gasolina cambiará: cuando el conductor se moviliza en ciudad o en carretera. Por lo general, el trayecto en ciudad siempre gastará más gasolina, debido a que hay mayores movimientos irregulares en los viajes (un cambio constante entre aceleración y frenada).

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

En carretera, por el contrario, no supone un gasto significativo de gasolina, ya que se mantiene una velocidad constante, sin embargo, a mayor velocidad se mueva el carro, mayor será su consumo.

Aquí presentamos una serie de nueve consejos que permitirán ahorrar gasolina mientras se utiliza el automóvil:

1. Planificación

Es importante planificar los viajes que se realizarán durante el día, ya que así el consumo de gasolina será el idóneo y no sobrepasará los límites establecidos por el conductor.

Determinar los lugares a visitar en el transcurso del día, evitar usar el automóvil en sitios donde no sea necesario y prevenir viajes inesperados son algunas de las formar de administrar de manera adecuada el combustible.

2. Comprobar la presión de los neumáticos

Corroborar de manera constante la presión de los neumáticos es importante para evitar que el automóvil no utilice más gasolina de lo que necesita.

Llevar las llantas sin la presión adecuada hará que el carro utilice más del 2% de combustible, sobretodo en áreas rurales donde la movilidad es mucho más inestables.

3. Arranque

Existe la creencia de que, al momento de arrancar el carro, se debe esperar unos minutos antes de ponerlo a arrancar. Sin embargo, esto solo es válido para los vehículos que utilicen combustible Diesel.

Para el resto de los vehículos, es preferible arrancar el automóvil inmediatamente después de encenderlo. También es de mucha ayuda no utilizar la primera velocidad (si se utiliza auto mecánico) por mucho tiempo, únicamente de 3 a 4 segundos y cambiar inmediatamente a la segunda velocidad.

4. Limpiar el espacio del auto para evitar carga innecesaria

En trayectos largos es recomendable limpiar el automóvil y sacar todos esos objetos que hacen que el carro pese mucho más. Está estipulado que el gasto extra que un carro hace de gasolina al momento de llevar peso de más es más del 6%.

En cuanto a los viajes diarios, debe limpiarse de forma constante el automóvil y dejar en casa todos esos objetos que no son necesarios. Esto también tiene mucha implicación en el lado del maletero, lugar en donde se guardan la mayor parte de objetos.

5. ¿Aire acondicionado?

El uso constante del aire acondicionado repercute de manera significativa en el gasto de gasolina, sin embargo, existen otros casos en donde llevar los vidrios abajo afecta también en su desempeño.

Cuando uno está en carretera, es más recomendable mantener los vidrios arriba, debido a que el aire que entra por las ventanas del carro repercute en la propia aerodinámica del vehículo, haciendo que necesite mayor fuerza para movilizarse, significando un uso mayor de gasolina.

Por lo tanto, es aconsejable bajar los vidrios cuando uno se desplaza en la ciudad (siempre y cuando la zona en donde se transite sea segura), y cuando uno se mueve en carretera, se deben subir los vidrios y utilizar el aire acondicionado.

6. No dejar el motor encendido

En el momento en que el vehículo se detenga por periodos cortos de tiempo (ya sea cuando un semáforo esté en rojo o en mitad del tráfico) es aconsejable apagar el motor, ya que la inactividad de este hará que el carro gaste más carburante, ocasionando un uso excesivo de combustible.

Se ha reportado un uso mayor de gasolina en automóviles que se encuentran inactivos que en aquellos que van a una velocidad medio o baja.

7. Mantener una velocidad homogénea

En la medida de lo posible, es mejor para el motor mantener una velocidad uniforme durante el trayecto. No es aconsejable estar cambiando de velocidades ya que significa mayor esfuerzo del motor, equivalente a un mayor uso de gasolina.

Cuando se frena, si la situación lo permite, no utilizar el freno y dejar que el propio auto vaya perdiendo velocidad. Al momento de pisar el freno, hay que hacerlo suave y progresivamente.

8. Mantener una distancia de seguridad

Tener una distancia adecuada entre el vehículo que se tiene en frente tiene muchos beneficios, no solo en temas de seguridad, sino en el propio motor.

Al momento de frenar, si se tiene el suficiente espacio, se puede solamente quitar el pie del acelerador y que el propio automóvil vaya perdiendo velocidad. Cuando se quita el pie del acelerador, el gasto de combustible se detiene inmediatamente.

9. Utilizar más las velocidades de desplazamiento

Si se usa un carro mecánico, es mejor para ahorrar gasolina que no se haga un uso constante de las velocidades de fuerza (primera, segunda y tercera velocidad) debido a que exigen mayor desempeño del motor en situaciones en donde se necesita mayor esfuerzo (subidas o al momento de arrancar el carro).

Es mucho mejor mantener las velocidades de desplazamiento (cuarta y quinta velocidad), durante mayor parte de los viajes.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

*En alianza con Prensa Libre