Reuters.- Los metales industriales cayeron el martes, en momentos en que el aumento de los casos de la variante ómicron del COVID 19 frenó las perspectivas económicas de China, aunque la preocupación por la oferta apoyó los precios.

Los precios de referencia del aluminio CMAL3 bajaban un 0.8% a 3,292 dólares por tonelada a las 17:30 GMT tras haberse hundido un 4.7% en la sesión anterior.

El cobre a tres meses CMCU3 perdía un 0.4% a 9,893 dólares por tonelada.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

La economía china repuntó en los dos primeros meses de 2022, con indicadores clave que superaron las expectativas de los analistas. Sin embargo, el alza de los casos de ómicron, la debilidad del sector inmobiliario y el aumento de la incertidumbre mundial pesaron sobre las perspectivas.

“Seguimos en condiciones alcistas para los metales básicos, la condición de la oferta sigue siendo ajustada”, dijo Giancluadio Torlizzi, director general de T-Commodity, afirmando que los descensos de precios estarían bien respaldados por los compradores que buscan oportunidades.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

La preocupación de que la invasión de Ucrania por parte de Rusia interrumpa los flujos y aumente el costo del gas ha impulsado los precios de los metales, especialmente del aluminio y el zinc.

Rusia produce alrededor del 6% del aluminio mundial, el 7% del níquel global y representa alrededor del 3.5% del oferta de cobre.

La Bolsa de Metales de Londres (LME) reanudará la negociación de los contratos de níquel el miércoles, después de que la negociación se interrumpió hace una semana tras un alza de precios sin precedentes.

Entre otros metales, el zinc CMZN3 bajaba un 0.4% a 3,795 dólares la tonelada, el plomo CMPB3 perdía un 0.1% a 2,265 dólares y el estaño CMSN3 subía un 1.5% a 43,230 dólares.

Leer también: Se estudia la posibilidad de cuarta dosis vacuna covid en Costa Rica