La periodista, Marina Ovsianikova del Canal 1 de la televisión de Rusia, realizó una protesta en vivo durante la emisión nocturna del noticiero, allí la periodista llamó a detener la guerra, segundos después la escena fue interrumpida por un reportaje.

Mientras la mujer rusa gritaba “detengan la guerra” y “no a la guerra” sostenía un cartel en el que podía leerse, “No a la guerra. Pongan fin a la guerra. No crean en la propaganda. Aquí les están mintiendo. Rusos contra la guerra”.

Después de su protesta, Ovsianikova fue detenida y actualmente se desconoce su paradero, esto según información de OvdInfolive la ONG dedicada a defender a los detenidos por las protestas en ese país.

De esta manera la periodista se uniría a las 15,000 personas que han sido detenidas desde el inicio del conflicto entre Rusia y Ucrania. Además, hace pocos días se aprobó una pena por hasta 15 años de prisión por “difundir noticias falsas” que podría afectar a Ovsianikova.

Dmitry Peskov, portavoz del Kremlin dijo del tema “en cuanto a esta mujer, es un acto de vandalismo. El canal y las agencias respectivas lo están investigando”.

Leer también: Rusia, ante un default inminente de 150.000 millones de dólares

La cadena de televisión se mantuvo al margen y se limitó a declarar que se inició investigaciones sobre “una intrusa” refiriéndose a este caso.

Anteriormente la periodista aparecía en un video donde llamaba a las personas a salir a las calles en contra la guerra, de igual manera arremetía contra la cadena de televisión para la que trabajaba pues consideraba “zombificaba” a los espectadores con su información.

Con información de Noticieros Televisa y Expansión.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook