X
BREAKING
4 volcanes de Costa Rica que debes visitar en tu próximo viaje

Aunque cada vez más se ven proyectos de pequeñas y medianas empresas o Pymes pocos de ellos logran sobresalir y conseguir sus objetivos y esto se ve relacionado en parte a los financiamientos para este tipo de negocios.

Mambu, la plataforma de banca en la nube realizó un estudio a nivel mundial en el que participaron más de 1,000 Pymes y se reveló que el 67% de este tipo de negocios no han podido acceder a ningún financiamiento o a uno suficiente en al menos una o más ocasiones.

En América Latina este panorama mundial se ve reflejado pues en los últimos 5 años las Pymes dicen no haber podido reunir el capital necesario para su negocio en al menos una ocasión.

Leer también: José Miguel Torrebiarte: Por un mercado global

Los emprendedores se ven obligados entonces a recurrir a amigos o familiares para poder conseguir fondos para sus empresas, el 43% ya lo ha tenido que hacer, y en el caso de Latinoamérica el porcentaje sube hasta 56%.

Otras fuentes de financiamiento son los bancos o las sociedades de crédito hipotecario con un 35% y fondos personales con 28%.

A nivel mundial la falta de este dinero para las Pymes de 101 a 250 empleados limita el crecimiento de los proyectos, 40% de los participantes en el estudio dijeron que restringe su capacidad de contratación, el 36% que impide ampliar su escala y el 36% que no les deja invertir en actualizaciones o mejoras.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

Estas limitaciones en financiamientos, en muchas ocasiones llevan a los empresarios a cambiar de institución crediticia, en América Latina un 92% de las Pymes dijo que  consideraría cambiar de entidad crediticia si otra les proporciona una mejor oferta o la mejora, de ellos el 69% lo haría por mejores opciones financieras, 60% debido a mejores beneficios e incentivos de préstamo, 31% como resultado de mejores servicios digitales y el mismo porcentaje por productos y servicios a la medida o personalizados.

Eugene Danilkis, CEO de Mambu menciona, “Las Pymes son el motor de la economía mundial y las responsables de impulsar el crecimiento, la creación de empleo y la recuperación tras la pandemia. Pero se enfrentan a grandes desafíos. El acceso al financiamiento externo se ha complicado durante la pandemia, debido a la demanda récord de financiamiento y al aumento de las fricciones en el proceso de préstamo. No es de extrañar que las Pymes estén dispuestas a ‘abandonar el barco’ en busca de mejores servicios y que sean más accesibles”.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

Uno de los factores que se destacaron debido al tema de la pandemia fue el de los servicios digitales, y ahora dos terceras partes de las Pymes creadas después del inicio de la crisis por covid-19 mencionaron que los servicios digitales son un factor importante a la hora de otorgar préstamos.

“Si las entidades de crédito quieren diferenciarse, deben transformar y modernizar sus experiencias financieras para garantizar el éxito de las Pymes; esto incluye una incorporación y una toma de decisiones de préstamo más rápidas, aprovechando el poder de la nube y ofreciendo productos móviles y digitales”, especifica Danilkis.

Y es que en ocasiones la poca agilidad de las instituciones puede retrasar los planes de los empresarios por lo que el 76% de las Pymes a nivel mundial destacaron la rapidez del proceso de solicitud como una de las tres consideraciones más importantes para seleccionar un financiamiento externo.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook