Las estrategias que apliquen los directores ejecutivos delinearán la capacidad de respuesta de las empresas en medio de un entorno incierto, pero deben dejar de postergar temas cruciales en la agenda, como el compromiso con el cambio climático, el desarrollo de nuevas habilidades de su fuerza laboral, la inclusión, la transformación digital y hacer frente al tema ciberseguridad.

Aunque “más de la mitad de los CEOs declaran tener alto nivel de confianza en sus propias perspectivas de crecimiento de ingresos en los próximos 12 meses”, de acuerdo con la Encuesta anual de CEO PwC Interaméricas. Reimaginar lo importante para nuestra región, “los líderes necesitan crear resultados sostenidos, y para ello es imperativo tomar medidas decisivas para atender con mayor urgencia los desafíos socioeconómicos”, expresa Marisol Arcia, Territory Senior Partner de PwC Interaméricas.

La encuesta Interaméricas revela que los objetivos relacionados con las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), la equidad de género de la plantilla o la diversidad racial y étnica tienen muy poca representación en las estrategias y las remuneraciones empresariales, pues solo 9% los contempla dentro de sus objetivos, y sólo 3% los coloca como prioritarios.

También puede leer Cambio climático, principal riesgo para economía: Foro Económico Mundial

En lo que toca al tema de cambio climático, Marisol Arcia considera que algunos de los “inhibidores del mercado” que pueden impedir que los CEOs asuman compromisos de reducción de gases de efecto invernadero “son las barreras burocráticas, los conflictos de intereses, la falta de infraestructura e información y la ausencia de incentivos”.

La postergación de estos temas se suma a los riesgos que los directores ejecutivos colocan como prioritarios en la región: volatilidad macroeconómica, riesgos a la salud, conflictos geopolíticos, riesgos cibernéticos y desigualdad social, de acuerdo con la encuesta.

Ante ese panorama, la encargada de PwC para Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador, Guatemala y República Dominicana, recomienda a los CEOS “tener una mentalidad de crecimiento, un liderazgo audaz e inclusivo y demostrar empatía ante los desafíos más urgentes de la sociedad”.

Otras firmas de consultoría como McKinsey coinciden: “Este puede ser el momento para que los directores ejecutivos tomen decisiones audaces, remodelando la dirección de sus organizaciones y realineando el capital y el talento en consecuencia”, plantea en La agenda del CEO en 2022: aprovechar el potencial de las sacudidas de crecimiento.

También puede leer Jóvenes y liderazgo empresarial, ¿presente o futuro?

Mc Kinsey también observa que “la creación de nuevos negocios se ha convertido en la máxima prioridad para el crecimiento orgánico, y el ritmo de esta actividad se está acelerando”, sin pasar por alto el tema de la transición energética, considerando el “inmenso impacto económico que pod´rian tener” las empresas, de considerarlo.

Para Marisol Arcia, a pesar del constante cambio de su entorno social, político y económico, los CEOs de Centroamérica y República Dominicana “son líderes resilientes que  han dirigido negocios rentables y exitosos”, y “son un ejemplo de resiliencia para otros territorios por los entornos desafiantes en el que se desenvuelven desde antes de la pandemia”.

También puede leer 3 desafíos de los CEOs en era postCovid