Reuters.- El viceprimer ministro ruso, Alexander Novak, dijo el lunes que los precios del crudo podrían alcanzar los 300 dólares por barril si Occidente rechaza el petróleo ruso, pero afirmó que tal escenario es poco probable, informó la agencia de noticias TASS.

Fuentes comerciales han dicho que algunos compradores se han mostrado cautelosos a la hora de adquirir barriles rusos para evitar verse envueltos en las sanciones occidentales impuestas a causa de la crisis de Ucrania.

Novak afirmó que es imposible que Europa evite comprar petróleo y gas ruso por ahora, y dijo que los llamamientos europeos para detener las compras son gestos políticos para llamar la atención. 

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

“Por ahora es imposible” que Europa rechace los hidrocarburos rusos, dijo. “Veremos cómo va en el futuro”.

Asimismo, agregó que Rusia está trabajando para mantener sus volúmenes de exportaciones petroleras abordando los problemas logísticos y que continuará su producción de petróleo y gas como antes de las sanciones.

Dos fuentes dijeron a Reuters que Rusia aumentó su producción de petróleo y gas condensado a 11.11 millones de barriles por día (bpd) entre el 1 y el 20 de marzo, desde una producción promedio de 11.06 bpd registrada en febrero.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Novak dijo que Moscú está estudiando la posibilidad de prohibir las exportaciones de uranio a Estados Unidos como represalia por las sanciones.

Estados Unidos depende de Rusia y de sus aliados Kazajistán y Uzbekistán para cerca de la mitad de sus importaciones de uranio, que se utilizan para alimentar las centrales nucleares estadounidenses.

Leer también: Biden agradece a las empresas de EEUU que suspendieron operaciones en Rusia