Reuters.- El embajador de Nicaragua ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Arturo McFields, denunció el miércoles que en su país hay una dictadura donde no existe la libertad de expresión, ni partidos políticos independientes, ni elecciones creíbles.

McFields criticó de forma inesperada a la administración del presidente Daniel Ortega durante una sesión del Consejo Permanente de la OEA, un organismo que ha cuestionado con dureza la falta de libertades en la nación centroamericana.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

“Denunciar a la dictadura de mi país no es fácil pero seguir guardando silencio y defender lo indefendible no es imposible”, dijo el representante nicaragüense ante el organismo multilateral, otrora periodista de la televisión pública de su país.

El Gobierno de Nicaragua no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios de Reuters.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

“Desde 2018 Nicaragua se convirtió en el único país de Centroamérica donde no hay un periódico impreso, donde no hay libertad de publicar un simple tuit, de un comentario en las redes sociales, no hay organismos de derechos humanos, todos fueron cerrados, expulsados o clausurados, no hay partidos políticos independientes, no hay elecciones creíbles”, agregó.

En su intervención, catalogada de “éticamente correcta” por el secretario general de la OEA, Luis Almagro, en un mensaje posterior en Twitter, McFields dijo hablar “en nombre de más de 177 presos políticos y más de 350 personas que han perdido la vida en mi país desde 2018”.

Leer también: Nicaragua lamenta catástrofe aérea en el sur de China