Los precios de los eurobonos costarricense empezaron a mostrar una recuperación tras la caída registrada el pasado 24 de febrero, fecha en la que inició el conflicto militar entre Rusia y Ucrania, señala la Bolsa Nacional de Valores de Costa Rica (BNV).

Durante estos 28 días los bonos de deuda externa emitidos por Costa Rica experimentaron una alta volatilidad en los mercados bursátiles internacionales.

Leer: Regulación, volatilidad y riesgo, los peligros que acechan al Bitcoin

César Restrepo, Director General de la Bolsa Nacional de Valores (BNV), considera que es importante recordar que los mercados están muy sensibles a las noticias del conflicto militar entre Rusia y Ucrania, pero el anunció de la Reserva Federal (Fed), de aumentar su tasa de política monetaria en 25 puntos base, generó un clima de confianza en los últimos días.

Bolsa Nacional de Valores

En el caso de Costa Rica, las recientes mejoras en las perspectivas de las calificaciones crediticias por parte de Fitch Ratings y Standard & Poor’s envían señales positivas a los mercados.

“Otros factores positivos a favor de Costa Rica son el reciente aval del Fondo Monetario Internacional (FMI) para desembolsar 300 millones como parte del programa de ajuste fiscal y la aprobación de la Ley de Empleo Público en la Asamblea Legislativa”, indica Restrepo.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

El Director General de la Bolsa añadió que dentro de los riesgos globales que existen se encuentran el alto precio de las materias primas como los energéticos (petróleo, gas y electricidad) y los granos (arroz, trigo y cereal); así como a las menores previsiones del crecimiento económico mundial.

La volatilidad de los eurobonos todavía se mantiene alta y se podrían esperar variaciones importantes en caso de que se materialice algún riesgo geopolítico o macroeconómico.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter