Reuters.- Alemania declaró este miércoles una “alerta preventiva” por una posible emergencia en el suministro de gas, añadiendo que la medida está diseñada para prepararse ante una posible interrupción o paro de los flujos de gas natural procedentes de Rusia.

La medida se adelanta al plan de Moscú de presentar un nuevo mecanismo por el que los pagos del gas se realizarán en rublos, una medida que ha sido rechazada por las naciones del G7, incluida Alemania, pero que aviva el temor a interrupciones del suministro.

Según el actual plan de emergencia del gas de Alemania, la alerta preventiva es la primera de tres etapas y no implica aún la intervención del Estado.

El ministro de Economía alemán, Robert Habeck, afirmó en un comunicado que los suministros están asegurados por el momento y que Alemania está supervisando de cerca los flujos de suministro con los operadores del mercado.

Leer: Inversiones en Centroamérica: Estos proyectos transformarán a El Salvador, Guatemala y Panamá

“No obstante, debemos aumentar las medidas de precaución para estar preparados ante una escalada por parte de Rusia. Con la declaración del nivel de alerta preventiva, se ha convocado un equipo de crisis”, dijo Habeck en un comunicado.

Habeck dijo que el equipo, que incluye a miembros de su ministerio, del regulador de redes alemán y de los operadores de redes, supervisará de cerca la situación “para que —si es necesario— se puedan tomar más medidas para aumentar la seguridad del suministro”.

El director del regulador de redes alemán, Bundesnetzagentur, Klaus Mueller, dijo en un mensaje en la red social Twitter que el objetivo de la alerta preventiva es evitar un deterioro del suministro e instó a los consumidores y a la industria a prepararse para “todos los escenarios”.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter