Para Sergio Díaz-Granados. El “Talante reformador” de una región golpeada por la crisis socioeconómica, inicia por entender “uno de los momentos más críticos” en la historia de América Latina y el Caribe, además del rol protagónico de las empresa privada, y la necesidad de marcos regulatorio en pos de una economía verde.