Por Karen García

La ciencia y la tecnología no tienen límites para las personas que con su talento y sus mentes logran llegar a descubrimientos y avances para la humanidad. En la historia de la computación y de la informática, las mujeres han tenido aportes indispensables en la construcción de la realidad que ahora vivimos. Por más de 20 años, científicas, programadoras e ingenieras, han abierto poco a poco un campo de oportunidades más diverso, en el que sus logros llevan la industria a otro nivel.

Durante mucho tiempo, el campo de la informática había sido caracterizado como mayoritariamente masculino. Comúnmente se ve en las películas y series de televisión al típico hacker hombre que se esconde en las sombras; pero esto no ha sido más que un estereotipo que día a día se ha ido desgastando gracias al exitoso desempeño de mujeres, tanto en roles técnicos como de ventas, en distintas compañías tecnológicas.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

Intercambios comerciales, transacciones bancarias y hasta operaciones gubernamentales, son algunas de las actividades que son respaldadas por los equipos de trabajo en seguridad informática, en los que las mujeres con su participación evitan que delincuentes informáticos afecten el bienestar de las personas y empresas con ciberataques.

En la ciberseguridad se está apostando por un cambio de paradigma centrado en la prevención de riesgos y amenazas por medio de la tecnología Zero Trust. Para dar este paso en la industria, es necesaria la articulación de nuevos talentos, mentes y visiones. Esto se ha logrado gracias al rol de las mujeres, que han potenciado su liderazgo con la suma de sus habilidades y conocimientos, ampliando los puntos de vista que ofrece la ciberseguridad.

Leer: Inversiones en Centroamérica: Estos proyectos transformarán a El Salvador, Guatemala y Panamá

Con sus aportes, las trabajadoras del sector, se convierten en la inspiración de muchas jóvenes y niñas que, desde edades tempranas, han tenido inclinaciones por una cultura digital que va más allá de utilizar un videojuego, una red social o un dispositivo inteligente. Cumplen una tarea indispensable en cómo se percibe la ciberseguridad. Además, con su desempeño han abierto una puerta de entrada a este creciente campo laboral del que depende un mundo cada vez más tecnológico y digitalizado.

Aunque siguen existiendo brechas y obstáculos en el sector, estoy convencida de que cada día se trabaja para que el género no sea un factor diferenciador.

El mundo está en constante cambio, la tecnología está en continua evolución, y el desafío por mantenerse a la vanguardia es cada vez mayor; pero las mujeres que están y permanecen en la industria para continuar con este avance, son los modelos a seguir de las nuevas generaciones, que motivan a que se formen y ejerzan en los sectores de tecnología con la certeza de sus capacidades.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

*La autora es directora regional de ventas para Appgate

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Centroamérica.