EFE.- Los centros de votación abrieron este domingo en Costa Rica para que cerca de 3,5 millones de personas elijan a su nuevo presidente entre el ingeniero José María Figueres y el economista Rodrigo Chaves.

Un total de 3,5 millones de costarricenses están llamados acudir a los 2.151 centros de votación que estarán abiertos desde las 6.00 hasta las 18.00 horas locales (de 12.00 a 00.00 GMT).

El Tribunal Supremo de Elecciones informó que brindará los primeros resultados a las 20.00 horas (2.00 GMT del lunes) con un número importante de mesas escrutadas.

Para esta segunda ronda electoral hay 12.764 fiscales acreditados del Partido Liberación Nacional y 7.692 del Partido Progreso Social Democrático, los dos que disputarán la presidencia, así como de otras agrupaciones, para sumar un total de 36.054.

Más información:
Costa Rica destaca como el país más feliz de Latinoamérica

Además, participarán 30 observadores internacionales, entre ellos una misión de la Organización de Estados Americanos.

Para esta ocasión las autoridades flexibilizaron las medidas sanitarias ante la Covid-19, de modo que los partidos políticos podrán ubicarse con toldos a las afueras de los centros de votación , así como contar con guías electorales para acompañar a los adultos mayores y votantes con discapacidad.

También se eliminó el distanciamiento físico de 1,8 metros entre electores y el lavado obligatorio de manos, pero se mantiene el uso de la mascarilla, tomando en cuenta que la pandemia persiste.

El ganador entre los candidatos presidenciales en contienda —el expresidente José María Figueres, del Partido Liberación Nacional, y Rodrigo Chaves, del Partido Progreso Social Democrático— gobernará al país a partir del próximo 8 de mayo por un periodo de cuatro años.

Chaves, economista de profesión, ha propuesto reducir el tamaño del Estado, las cargas sociales y las trabas a la inversión y el emprendimiento, pero su mensaje se ha concentrado en prometer una lucha frontal contra la corrupción de la que culpa a los partidos tradicionales como el Partido Liberación Nacional (PLN), al que pertenece su rival.

Por su lado, Figueres, ingeniero industrial, ha centrado su campaña en su experiencia como expresidente y en su trayectoria internacional en entidades como el Foro Económico Mundial. Ha prometido el despliegue de programas para reactivar la economía, generar empleo y ha mostrado una visión más dirigida a fortalecer el papel del Estado. 

Lea también:
El balotaje electoral y el pragmatismo político-económico en Costa Rica