Reuters.- Las vacunas actuales contra el COVID-19 no responden del todo bien con la subvariante BA.2 de la mutación ómicron, dijo el miércoles la Administración de Fármacos y Alimentos de Estados Unidos, mientras su panel de expertos se reúne para discutir cambios en futuras dosis de refuerzo.

Sin embargo, la FDA dijo que las vacunas de refuerzo protegen contra síntomas graves del COVID-19, en comparación con las dos dosis preliminares.

A fines de marzo, los funcionarios de salud de Estados Unidos autorizaron una segunda dosis de refuerzo de las vacunas de Moderna MRNA.O y Pfizer PFE.N para personas de 50 años o más, citando datos que muestran una disminución de la inmunidad y los riesgos que plantean las subvariantes ómicron del virus.

Leer también: Estos son los 3 escenarios que tiene la OMS sobre el futuro del Covid

“Esta discusión de hoy es mucho más amplia: es una discusión sobre qué hacemos con toda la población y qué hacemos cuando creemos que el virus ha evolucionado más”, dijo Peter Marks, director del Centro de Evaluación Biológica de la FDA.

Una cuarta dosis de la vacuna Pfizer/BioNTech BNTX.O redujo las tasas de contagio del COVID-19 entre los ancianos, pero la protección contra la infección pareció ser de corta duración, según develó el martes un estudio de Israel.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook