EFE.- Luma Energy, compañía encomendada a la transmisión y distribución de la red energética en Puerto Rico, dijo este sábado que junto a la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) han restablecido el 90% del servicio tras el apagón de hace tres días.

Según el informe más reciente de Luma y detallado en un comunicado de prensa, alrededor de las 12.30 de la tarde de este sábado, el servicio eléctrico se restableció para 1.3 millones de clientes a partir de las 11.00.

Solo faltarían restablecerle la energía a 100,000 abonados -residenciales y comerciales- que perdieron su servicio el pasado miércoles debido a una avería en la central Costa Sur en Guayanilla y que afectó a toda la isla.

“Los equipos de Luma y la AEE continúan restaurando la energía en todo Puerto Rico y están trabajando arduamente para restablecer el servicio de la manera más rápida y segura posible a todos los clientes restantes”, afirmó Luma en el comunicado.

El registro se alcanzó luego de que Luma y la AEE -compañía estatal encargada de la generación de la red- sincronizaran más de 1,800 megavatios de generación en línea y de manera escalonada.

Lee también: Puerto Rico exige la dosis de refuerzo a empleados de negocios como gimnasios

Para poder alcanzar el máximo potencial de energía en la isla, el sistema necesita 2,400 megavatios, según explicó el viernes en una rueda de prensa el director ejecutivo de la AEE, Josué Colón. 

Luma, a su vez, reconoció que el trabajo de restauración “sigue siendo un desafío” a medida que sus equipos y los de la AEE “trabajan para establecer y conectar a más generación durante el día y la noche”.

Los dos operadores de la red energética en la isla exhortaron a la ciudadanía a tener prudencia con el servicio eléctrico “dada la generación actualmente disponible y los picos de energía potenciales que ocurrirán durante el día y la noche”.

“Pedimos a los clientes que conserven su consumo de energía durante todo el sábado para ayudar a reducir la demanda de energía y apoyar el proceso de restauración hasta que haya más generación en línea”, dijo Luma.

El apagón afectó también a las compañías de telecomunicaciones, suceso que para la directora ejecutiva de la Alianza Puertorriqueña de Telecomunicaciones (APT), Denise Berlingeri, describió como “una situación insostenible, mucho más de cara a la proximidad del inicio de la temporada de huracanes” el 1 de junio.

Según enfatizó Berlingeri, tras el paso del huracán María en septiembre de 2017, que afectó casi en su totalidad la red de telecomunicaciones, la APT ha reiterado al Gobierno central la importancia de que la isla cuente con un sistema eléctrico robusto para los aparatos de comunicación.

“Esto no se trata de que haya o no luz en las oficinas de las empresas de la industria; se trata de que en la transmisión de datos hay miles de elementos tecnológicos como antenas, subestaciones y terminales de distribución, que requieren de energía para operar”, indicó Berlingeri.

“Las empresas de telecomunicaciones han invertido millones de dólares en sistemas de resguardo para seguir operando cuando falla el suministro de electricidad, pero es imposible correr sostenidamente las telecomunicaciones de un país con plantas (generadores) eléctricas, imposible”, sentenció.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook