Mirna Gutiérrez
Sunspectra, emprendimiento sostenible, utiliza desechos agrícolas para crear productos cosméticos que no dañan el medio ambiente. El emprendimiento costarricense que salió al mercado durante la pandemia, creció rápidamente y ya comenzó a exportar sus productos.

En 2019 con una inversión inicial de 35,000 dólares, Mariola Urgellés fundó Sunspectra. La ingeniera química trabajó con el Centro de Investigaciones en Productos Naturales (Ciprona) de la Universidad de Costa Rica (UCR) para desarrollar un bloqueador solar de amplio espectro, elaborado a base de desechos de papaya, que no afecta el ambiente marino.

Urgellés explica que al estar asociada a la UCR y al tratarse de un emprendimiento con componente ambiental pudo acceder a fondos no reembolsables, los otorga el Estado para apoyar este tipo de iniciativas.

Esto le permitió salir rápidamente al mercado en marzo de 2020, tan sólo una semana antes de que se desatara la emergencia sanitaria. “Lanzamos Sunspectra y explotó la pandemia, entonces tuvimos que cambiar nuestro modelo de negocio”, recuerda Urgellés.

También puede leer América Latina la región de las emprendedoras

Cuando concibieron la idea, su público objetivo era el turista internacional que visita Costa Rica, ahora sus consumidores son mujeres jóvenes que buscan productos sostenibles.

Sunspectra utiliza la papaya que es desechada porque su forma no es perfecta o está maltratada. Para obtener la materia prima, trabajan directamente con pequeños productores locales que generan un ingreso extra al vender su mercancía de rechazo.

Papaya. Foto: Pexels

“A nivel nacional y mundial 30% de la producción de papaya se desperdicia”, dice Urgellés.

Al reutilizar 200 kg de desechos de esta fruta en un año, evitaron 400 kg de emisiones de dióxido de carbono.

Sus envases son de cartón compostable, y algunos de ellos son rellenables. Además, sus formulaciones son 100% amigables con los arrecifes.

Para conservar los viveros de coral y restaurar los arrecifes, apoyan con fondos a Marine Conservation, asociación sin fines de lucro dedicada a la conservación y restauración de los arrecifes.

También puede leer Comienza programa de innovación para mujeres emprendedoras de Centroamérica

El emprendimiento ha tenido un rápido crecimiento y ya cuenta con 70 puntos de venta a nivel nacional, lo que le ha permitido alcanzar una facturación anual de 100,000 dólares. A finales de 2021 comenzaron a exportar a México, y quieren llegar a Estados Unidos y España.

Actualmente tienen cuatro productos diferentes, y tienen contemplado expandir su cartera, además de utilizar otro tipo de desechos agrícolas como materia prima. También están en la búsqueda de financiamiento para continurar exportando y a futuro instalar un laboratorio en Costa Rica para investigación y desarrollo.

Sunspectra en números

  • 30% de la producción de papaya a nivel mundial y local se desperdicia.
  • +2,500 envases plásticos dejaron de usarse.
  • +200 kg de bloqueador químico se evitó verter en costas ticas.
  • 200 kg de desechos de papaya reutilizados en un año.