EFE.- La empresa de análisis S&P Global Market Intelligence situó este lunes su proyección de crecimiento económico mundial para 2022 en el 3.2 % y consideró que la “resiliencia” del suministro será clave para controlar la inflación y evitar una recesión mundial.

En un informe, los analistas de esta empresa (sin relación directa con la agencia de calificación Standard&Poor’s) señalaron que esa ralentización del crecimiento responde al ajuste en las condiciones financieras, la retirada de estímulos fiscales por la pandemia, el impacto de la inflación sobre los consumidores y negocios y los efectos económicos de la guerra en Ucrania.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

“La invasión rusa de Ucrania y el aumento de casos de covid-19 en la China continental son los últimos en una serie de ‘shocks’ económicos que han interrumpido las cadenas de suministro, alimentado la inflación y ralentizado el crecimiento”, dijo en la nota su jefa economista internacional, Elisabeth Waelbroeck Rocha.

China.
China. Foto: EFE

La experta consideró positivo para las economías, no obstante, el fin de las restricciones por la pandemia y dijo que controlar la inflación mientras se mantiene el crecimiento “dependerá de unas políticas monetarias y fiscales vigilantes, una mejora en las condiciones de suministro y un poco de suerte”.

Los analistas creen que mejorarían las condiciones de suministro una mayor participación de la fuerza laboral, la inversión en capacidad productiva y productividad del trabajo, el desbloqueo de los cuellos de botella en el transporte, los acuerdos de libre comercio y la diversificación de las fuentes de suministro.

La estimación de crecimiento global del 3.2 % de S&P Global Market Intelligence rebaja un 0.1 % su anterior proyección, que en todo caso es más baja que la del 3.6 % anunciada recientemente por el Fondo Monetario Internacional.

Por regiones, atribuye unas menores previsiones de crecimiento en EE.UU. (3 % en 2022) a un periodo de enfriamiento por la subida de los tipos de interés, y en la Europa occidental (2.6 % en 2022) a la inflación y la guerra en Ucrania.

Leer también: Centroamericanos buscan ganar dinero en plataformas digitales

Lo que considera la Europa “emergente”, no obstante, se vería abocada a una recesión por la fuerte caída del PIB de Ucrania, del 45.7 %, y la de Rusia, del 11.1 %, que prevé provoque contracciones económicas en Bielorrusia, Kirguistán y Tayikistán.

Para la China continental proyecta un crecimiento anual del 5.1 %, por debajo del objetivo del 5.5 % de su Gobierno, sobre todo por los rebrotes de covid-19 y las restrictivas medidas para controlarlo, pero considera que la región de Asia-Pacífico se beneficiará en general de un mayor comercio internacional.