El sector Fintech crece cada vez más gracias a grandes empresas, así como a startups que poco a poco se abren paso dentro de América Latina y El Caribe, así pudo verse en la tercera edición del estudio realizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), BID Invest y Finnovista.

El informe  Fintech en América Latina y el Caribe: un ecosistema consolidado para la recuperación dio a conocer que en la región se contabilizaron 2,482 plataformas dedicadas a este sector, lo que mostraba un aumento del 112% desde 2018 hasta el año pasado.

El impacto del sector Fintech en América Latina y el Caribe puede verse aún más poque se calculó que la cuarta parte de las Fintech del mundo pertenecen a esta región.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Estos crecimientos se deben principalmente a la demanda de alternativas financieras digitales debido a la pandemia por Covid-19, así como cambios regulatorios que aumentaron transparencia y seguridad en los inversores.

El sector Fintech en América Latina sigue creciendo. Foto: Unplash

Juan Antonio Ketterer, jefe de la División de Conectividad, Mercados y Finanzas en el BID, explica que, “Desde el BID estamos comprometidos en apoyar el desarrollo de este sector, pues creemos que las fintech ofrecen un gran potencial para expandir el crédito para sectores como las micro, pequeñas y medianas empresas y segmentos de poblaciones comúnmente excluidas, como las mujeres”.

Leer también: Superricos por ‘sólo un segundo’: 10 millonarios que lo fueron por menos de un año

Además, el estudio destacó a República Dominica como uno de los países con un mayor número de emprendimientos relacionados a Fintech en América Latina y El Caribe. Y hablando también de emprendimientos del sector, BID calculó que, el promedio de fintech con una mujer fundadora o cofundadora en la región creció del 35% en 2018 al 40% para 2020.

También se destacaron a los segmentos más importantes para el Fintech en América Latina y Caribe que fueron los pagos y remesas con 25% del mercado y préstamos digitales con el 19% entre otros.