Por Yannick del Ponte.
A raíz de la pandemia que enfrentó el mundo, el sector Fintech se consolida y crece potencialmente en el mercado financiero de forma acelerada alrededor de Centroamérica y el Caribe, redefiniendo una nueva forma de entender los servicios bancarios a través del uso de la tecnología y la automatización, creando así una nueva era y valor sobre los servicios financieros tradicionales y por supuesto generando nuevos retos para el sector. ¡Así lo demuestran las estadísticas!

De acuerdo con un análisis realizado por Statista, el valor de transacciones en el segmento de los pagos digitales y soluciones Fintech en Centroamérica y el Caribe, alcanzó los 12,5 mil millones de dólares (USD) a lo largo de 2020. Estimando así, que para 2025 el valor por transacción en este segmento alcance hasta los 35,2 mil millones de dólares.

Leer: El sector Fintech en América Latina y El Caribe crece 112%: BID

Bajo este sentido, el crecimiento es claro para el sector en Centroamérica y el Caribe, experimentando una explosión de actividad Fintech de forma acelerada, esto debido a que tanto las empresas como los consumidores demandan cada vez más el uso de este tipo de tecnologías.

Mauricio Claver Carone, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), expresó respecto al sector: “Las Fintech son el mecanismo más eficiente y efectivo para luchar contra la informalidad en Centroamérica y el Caribe”.

Resaltando además que el auge de las FinTech puede suponer un nuevo mecanismo para formalizar los mercados y potenciar significativamente la inclusión financiera en estas regiones.

Fintech en América Latina. Foto: Forbes

¿Cuáles son las principales razones del crecimiento acelerado del sector Fintech en Centroamérica y el Caribe?

Bajo mi perspectiva, el auge de los servicios financieros digitales, o mejor conocido como Fintech, es gracias a su modelo de negocios simple e intuitivo que busca proveer o facilitar servicios financieros mediante el uso intensivo de la tecnología, mismo que puede ser adoptado tanto por empresas como consumidores; otras de las principales razones del crecimiento del sector son:

  1. El  desarrollo de la tecnología en todos los niveles
  2. El creciente uso de dispositivos móviles
  3. Su uso fácil e intuitivo para cualquier usuario
  4. Los cambios de comportamiento del consumidor actual
  5. El alto nivel de exclusión financiera que supera el 50% de la región

Los retos de las Fintech de cara al futuro en Centroamérica y el Caribe

Bajo el lema: “El reto que tenemos es que vuelvan a vernos como región. Hay países pequeños y es complicado escalar un negocio fintech. Pero si nos juntamos, el tema se hace más interesante para los inversionistas”, Alejandra Chaves Massey, directora ejecutiva de Fintech Centroamérica y El Caribe, busca atraer a potenciales inversionistas en la región para enfrentar los actuales retos de las Fintech.

Además de esto, uno de los principales retos para las Fintech es lograr actualizar y homologar las regulaciones de cada país. Ya que actualmente no hay, como tal, un marco legal que aplique específicamente a temas fintech en algunas regiones de Centroamérica y el Caribe.

Por ejemplo; Costa Rica cuenta con el Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero, una entidad encargada de regular a dicho sector a través de mesas de trabajo con organizaciones empresariales para impulsar a las Fintech.

Puedes leer: Zunify, la Fintech costarricense que ha captado la atención de Norteamérica

México, por su parte, aprobó en 2018 su Ley Fintech, la cual garantiza un marco normativo para la operación de la industria, con el fin de regular las prácticas de empresas Fintech y por supuesto, atraer inversiones en el ramo.

En conclusión, si bien es cierto que el sector se encuentra en un acelerado proceso de crecimiento, lo cierto es que para fortalecer su escalabilidad, es necesaria una regulación adecuada que favorezca la inclusión financiera para las Fintech, y con ello convertirse mucho más atractivas para los futuros inversionistas. 

*El autor es CEO, ID Finance México.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Centroamérica.