X
BREAKING
4 volcanes de Costa Rica que debes visitar en tu próximo viaje

Reuters.- El expresidente de Honduras Juan Orlando Hernández se declararía no culpable el martes de cargos de drogas y armas que se le imputan en Estados Unidos en un tribunal federal de Manhattan, tras su extradición el mes pasado desde el país centroamericano, dijo su abogado.

Fiscales estadounidenses han acusado a Hernández, un antiguo aliado del país norteamericano, de recibir millones de dólares de narcotraficantes a cambio de protección cuando gobernaba Honduras, entre 2014 y enero de este año.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

El exmandatario utilizó el dinero para enriquecerse y financiar sus campañas políticas, según los fiscales.

Hernández enfrenta tres cargos penales, incluyendo conspiración para importar cocaína y posesión de armas. El político ha negado las acusaciones, presentándose como un feroz opositor a los cárteles de la droga y acusando a los traficantes de difamarlo para vengarse y aligerar sus condenas.

Raymond Colón, abogado de Hernández, afirmó que su cliente es inocente y calificó el caso de “vendetta disfrazada de acusación”. Un portavoz de la oficina del fiscal federal en Manhattan declinó hacer comentarios.

Juan Orlando Hernandez presidente de Honduras 1
Foto: Getty Images

Se espera que Hernández se declare inocente en una comparecencia la mañana del martes ante el juez de distrito estadounidense Kevin Castel.

Leer también: ONU enviará misión a Honduras para evaluar petición para combatir corrupción

La policía hondureña lo detuvo tras una solicitud de extradición de Estados Unidos en febrero, un mes después de que dejara el cargo.

Fue enviado a ese país el 21 de abril a bordo de un avión de la Agencia Antidroga estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés). Posteriormente, un juez de la nación norteamericana ordenó su detención en espera de juicio.

El hermano menor de Hernández, el exdiputado Tony Hernández, fue condenado a cadena perpetua en 2021 tras ser declarado culpable en Manhattan por cargos federales de tráfico de drogas.